Menos de 1% de las empresas tiene la certificación de la SAMA; de las 50 que se han revisado, 25 se negaron al plan.

24 mayo, 2019

Compartir

Menos del 1% de las empresas que operan en la entidad cuentan con un plan de certificación de la Secretaría de Agua y Medio Ambiente, con el que garantizan la emisión regulada de gases a la atmósfera, el manejo adecuado de materiales especiales y, sobre todo, su disposición final.  

Se trata del cumplimiento de solo 25 compañías, de las 5 mil 804 censadas por el INEGI y la Secretaría de Economía del estado, las cuales, de acuerdo a la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, deberían contar con un estudio de impacto ambiental e informar sobre la generación de residuos.  

“Los planes de manejo especial, sobre todo, lo que son residuos peligrosos que son una competencia federal, el estado tiene injerencia en los residuos de manejo especial, son aquellos que no son residuos peligrosos, como el cartón, el vidrio, tenemos que saber cuánto producen y cuál es su disposición“, dijo el procurador ambiental, Salvador Constantino Ruiz.

Y es que, entre la falta de personas y presupuesto, en un año y medio del organismo, la Procuraduría ha revisado 50 empresas, de las cuales solo 25 accedieron a cumplir con la norma, debido a que, dijo el procurador, la certificación sigue dependiendo, en gran parte, de la voluntad de los empresarios.  

 “Hemos revisado alrededor de unas 50 empresas, en todo el estado (…) Sí están cumpliendo, pero el plan de certificación ambienta no deja de ser un acuerdo de voluntades entre instituciones particulares y gobierno, 25 estuvieron de acuerdo en el plan de certificación, las otras empresas, aunque no estén dentro de este plan de certificación, tenemos procesos ordinarios y visitas e inspecciones de manera ordinaria“, comentó. 

De acuerdo a la ley ambiental, los daños que causen las empresas a los ecosistemas pueden ser sancionados con multas económicas que van desde los 8 mil a los 400 mil pesos e, incluso, la clausura de las empresas; hasta el momento, ninguna de estas medidas ha sido aplicada.  

  “Dependiendo el tipo de agente contaminante puede ser residuos de manejo especia, emisiones a la atmósfera, contaminación de suelos, subsuelo o agua, dependiendo el asunto, la ley establece dependiendo el concepto y la cantidad es el tipo de infracción”, agregó.