María Sharapova dice adiós a las canchas

26 febrero, 2020

Foto: TUDN Compartir Foto: TUDN

Puebla, México

Fue en 2004 cuando una joven de 1.88 mts de altura, sorprendió al mundo del tenis. Con sus apenas 17 años, la rusa María, llegaba a la final de Wimbledon para enfrentar a Serena Williams. Contra muchos pronósticos, daba la gran campanada y le pasaba por encima 6-1, 6-4, a partir de ese momento, María Sharapova, sería conocida en todo el mundo y se adueñaría de un lugar en la constelación de estrellas deportivas.

Ahora, 16 años después, anunció su retiro definitivo de las canchas, dejando una huella imborrable. Junto a la propia Serena, es una de las dos tenistas en activo en ganar los cuatro Grand Slam. Tras ganar Wimbledon en 2004, sumó a su currículo, el US Open en 2006, el Abierto de Australia en 2008 y cuatro años después, en 2012 la última joya de la corona, el Roland Garros, además de la plata en los Juegos Olímpicos.

Pese a tener diabetes, se convirtió en una de las mejores atletas del mundo. María es y será, sin duda alguna, uno de los grandes ejemplos del mundo del deporte. Altruista, ganadora, disciplinada y activista.

La única mancha de su carrera, apareció en marzo de 2017, cuando dio positivo por dopaje y fue suspendida. Sin embargo, el tema lejos de afectar su imagen, le permitió mostrar su honestidad y calidad humana. Reconociendo el error, aun cuando el dopaje se dio por un descuido. La sustancia Meldonium, estuvo autorizada por años y era parte de sus tratamientos para la Diabetes, pero a finales de 2016, se incluyó en la lista de sustancias no permitidas y el equipo de Sharapova no se percató.

Lamentablemente, ese descuido, sí afectó su rendimiento y no pudo volver a donde pertenece, el top 10 del tenis femenil.

Luis Tamariz