Los muertos regresaron más rápido que los vivos

6 noviembre, 2019

Fotografía: CortesíaCompartir Fotografía: Cortesía

Oaxaca, México.

En la región mazateca como cada año miles de personas regresan a su lugar de origen a celebrar las fiestas de los muertos, sin embargo, tras finalizar dichas festividades, viven un verdadero calvario tras lo insuficiente que resulta el transporte para retornar a sus actividades y lugares donde laboran, estudian o trabajan.

El martirio y desesperación de los usuarios de autobuses, suburban, coches y camionetas comenzó desde el primero de noviembre, en donde los ciudadanos que llegaron a los panteones de esta serranía a prenderles velas a sus ‘angelitos’, no encontraron carro de regreso a Teotitlán, Tehuacán, Puebla, Ciudad de México, Oaxaca capital, entre otros destinos.

Asimismo, el dos, tres y cuatro de noviembre por la tarde y mañana los cientos de usuarios encontraron la terminal de Autobuses completamente cerrada, también las bases de las camionetas que viajan de Huautla a la Cañada y valle tehuacanero, incluyendo las suburban, teniendo que esperarse varias horas entre el frío afuera de la empresa Autobuses Unidos, incluyendo los desvelos por haber trasnochado en las comparsas de Huehuentones y bailes tradicionales de sus pueblos.

Con información de: El Imparcial de Oaxaca.

ASP