Lobos BUAP obligado a no repetir errores

17 junio, 2020

Foto; TUDN Compartir Foto; TUDN

Puebla, México

Con un video que imita al personaje Anonymous, muy al estilo del Club León de la Liga MX, los Lobos BUAP reactivaron la comunicación con sus aficionados, a través de redes sociales. Dejando ver que están a un paso, de cerrar su afiliación a la naciente Liga de Balompié. Lo que significaría el regreso del fútbol a la Universidad de Puebla, al menos en una liga semiprofesional, en tanto se resuelve el caso del equipo que esta ligado a la federación de fútbol y que fue vendido a Juárez.

El reto para este nuevo club, que tendrá la responsabilidad de representar a una universidad, será de entrada, el de devolverle la credibilidad a la franquicia, en términos de fútbol, aprendiendo de los errores del pasado.

Aunque el ascenso de los universitarios a la Liga Mx estuvo rodeado de lucha, garra, entrega, determinación y limpieza deportiva, su estancia en el máximo circuito, no. Su corta vida se caracterizó por escándalos, verdades a medias y problemas censurados. Hasta llegar a un descenso y un regreso a base de billetazos, que concluyó con una oscura venta, que dejó a la afición sin equipo.

Los múltiples problemas y escándalos de aquel cuerpo técnico que llevaba al equipo, desde la separación de Mancilla que se ocultó, hasta la pelea con arma blanca de dos jugadores (que también se ocultó), o la contratación de un futbolista pederasta que terminó en la cárcel, llevó incluso al presidente de la Liga MX, ha decir que no quería más Lobos BUAP en su fútbol. Si, el equipo poblano fue el ejemplo de lo que no se debe hacer en una liga, donde generalmente las cosas se hacen, como no debería ser.

Representar a una universidad no es fácil, conlleva una responsabilidad enorme y el uso, obligatorio y fundamental, de valores, ética, honestidad y transparencia. Porque lo que está en juego no es un torneo ni un campeonato, eso es lo de menos, es la imagen de una institución de prestigio reconocida a nivel internacional, que sienta las bases de un futuro, a través de la formación y capacitación de buenas personas y profesionistas íntegros.

Bienvenido sea el nuevo club de fútbol de la universidad, siempre y cuando, actúe con la responsabilidad que se requiere para portar el escudo de la BUAP.

Luis Tamariz