Liquidado incendio “El Encanto”, alcanzó una extensión de 70 hectáreas

24 julio, 2019

Compartir

Chetumal, Quintana Roo.- De acuerdo al informe del Centro Estatal de Control de Incendio Forestales, continúa la estrecha coordinación entre la CONAFOR, CONANP, Gobierno del Estado que preside Carlos Joaquín González, Secretaría de la Defensa Nacional-Fuerza Aérea Mexicana, Municipios y Protección Civil, para extinguir el fuego en los siniestros que surgieron fuera de temporada en el territorio quintanarroense.

En la conflagración la “Hondonada” que se ubica en Alfredo V. Bonfil en el municipio Benito Juárez se logró un 70% de control y un 45 % de liquidación en las 125 hectáreas de vegetación arbustiva y 15 hectáreas de arbolado.

El fuego está siendo combatido por las Brigadas Rurales de Incendios Forestales de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente del Gobierno de Quintana Roo, CONAFOR, SEDENA y Protección Civil.

Especialistas, brigadistas y elementos del Ejército Nacional son transportados diariamente en un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana al incidente denominado “Muyil”, en la Reserva Natural Sian Ka’an, para controlar y combatir las llamas en 2500 hectáreas, contenerlas y liquidarlas.

Se realizan contra fuegos y brechas manuales, entre otras actividades. Se tiene el 85% de control y 65% de liquidación.

El incendio “El Encanto” que alcanzó una extensión de 70 hectáreas, entre la carretera Mahahual-Xcalak, hoy quedó completamente apagado por combatientes de la Comisión Nacional Forestal, pese a lo violento que se presentó por las altas temperaturas registradas en la región.

El secretario de Ecología y Medio Ambiente Alfredo Arellano Guillermo recomienda que, en caso de encontrarse en algún incidente en un área forestal, si se encuentra en una ladera, aléjese caminando por los flancos ya que el fuego tiende a subir, sin correr, y siempre cuesta abajo o en dirección contraria al avance del fuego. Si el fuego le acorrala, intente buscar una zona sin vegetación.

No intente cruzar las llamas a menos que vea de forma clara hacia el otro lado, de lo contrario podría quedar atrapado.

De ser posible, antes de cruzar moje su ropa y proteja su cabeza con un paño húmedo.

Si fuera alcanzado por el fuego, sitúese en una zona de tierra ya quemada, si ya no puede huir de las llamas, colóquese al nivel del suelo y cúbrase el cuerpo con tierra. Si se prende su ropa ¡Evite correr! Tírese al suelo y ruede sobre él cubriendo su rostro.

LRMG