Liliana Ibánez se prepara intensamente para lograr su pase a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020

11 mayo, 2020

Foto: Instagram /Liliana IbáñezCompartir Foto: Instagram /Liliana Ibáñez

Puebla, México

La nadadora y Seleccionada Nacional Liliana Ibáñez, se prepara intensamente a pesar de las limitantes que representa estar en casa, con el objetivo de presentarse a buscar la marca que le dé el pase a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 en su especialidad.

La velocista y olímpica nacional, se encuentra en casa sorteando la contingencia provocada por el coronavirus y lo hace con todo el ímpetu de perder el menor tiempo y poder estar lista cuando se regrese a la actividad.

“Estoy bien, he adaptado un gimnasio en casa para poder hacer mi trabajo, hago bicicleta de spinning para el cardio y nado una alberca en donde rento tiempo para poder entrenar. Adecuando las condiciones que tengo para poder estar al día.”

Liliana Ibáñez

Enlazada en una charla a través de plataforma digital coordinada por el CODE Guanajuato, destacó estar mentalizada para encarar los juegos de Tokyo aunque también sabe que podrían no realizarse si es que las condiciones de salud no lo permiten.

“Me he abierto a cualquier posibilidad real. El mundo entero está en sus casas, no podemos controlar la situación y debemos ser flexibles. Yo tengo clara una cosa, los próximos Juegos Olímpicos son los míos, llámese Tokyo o incluso París. Existe la posibilidad de que no haya Tokyo, pero sí habrá París y yo voy a estar ahí.”

Liliana Ibáñez

Respondiendo a la pregunta de Contacto Deportivo, la nadadora, máxima medallista en Juegos Centroamericanos, dijo estar al cien en su recuperación de hombro que le impidió participar en Lima 2019, sin embargo, también sabe que su terapia para tenerlo a punto es de por vida.

“Estoy al cien recuperado, pero necesito la terapia física de por vida. Mi hombro necesita terapia en todo momento. Yo no tomaba en serio la terapia cuando estaba en Estados Unidos, pero hoy que tengo el apoyo de mi fisiatra y mis doctores, he podio cuidarlo mucho más. Mi cuerpo está en perfectas condiciones para llegar a Tokyo.”

Liliana Ibáñez

El trabajo mental es fundamental

Para Liliana Ibañez el trabajo mental y el aspecto emocional son fundamentales para poder sacar estas condiciones adelante, sobre todo porque ha tenido que resolver circunstancias como elegir operarse y no asistir a Lima o perderse los Olímpicos, una decisión que califica como la más complicada, pero igualmente la mejor.

“En todas las reflexiones que he hecho en esta cuarentena esa es la más delicada porque como competidor necesitas competencia, necesitas competir para sentir esa adrenalina para saber si lo que estás haciendo da resultado. Me ha costado porque he tenido que encontrar cuestiones fuera de la alberca para sentir esa adrenalina. Extraño mucho competir.”

Liliana Ibáñez

Va por la calificación quizá en Noviembre o Diciembre.

La velocista buscará su calificación a Tokyo en los 50 y 100 metros libres posiblemente en el mes de noviembre o diciembre, tomando en cuenta que la posposición de los Juegos Olímpicos le permite tener más tiempo para atacar ese objetivo.

“Yo iba a buscar la marca olímpica en mayo-junio de este 2020 en Mónaco, estaba ya lista. Obviamente todo se mueve un año y para hacerlo en la misma competencia tendría que ser en 2021. Ahora con un poco más de tiempo, puedo buscarlo a fin de año y llegar muy bien a los Juegos.”

Liliana Ibáñez

La marca que debe dar la nadadora es de 24.77 segundos en los 50m libres (su mejor marca es de 25.15 segundos) y de 54.38 segundos en los 100m libres (su mejor tiempo es de 55.39 segundos).

Finalmente, Liliana Ibáñez envió un mensaje a sus compañeros atetas que al igual que ella, están en ese proceso de prepararse para buscar marcas y quien ya la tiene, prepararse para los Juegos.

“Hay tiempo para todo. Ahorita hay que disfrutar un poco de lo que normalmente no podemos hacer, como comer (ríe). De la mano con mi nutrióloga podemos hacer las dos cosas. Seamos responsables, pero también encontremos este tiempo para hacer cosas diferentes.”

Liliana Ibáñez

Patricio Aguilar