LECCIÓN DE VIDA

21 octubre, 2019

Compartir

Aguascalientes, México.

“Dije Gabriela, lo vives sufriendo o lo vives de la mejor manera, entonces me prometí a mi misma que mis hijos no me iban a ver sufrir, que no me iban a ver llorar, no se de donde pero saqué todas las fuerzas necesarias”, mencionó Gabriela Jiménez, sobreviviente de cáncer.

Palabras sensibles, maduras y por demás reales. A sus 37 años Gabriela se ve y se siente orgullosa de haber vencido al cáncer.

Médicos continúan trabajando fuertemente en la sensibilización. Octubre es conocido como el mes rosa, por las campañas y acciones enfocadas a la prevención y lucha contra el cáncer de mama. Aguascalientes es un estado con una tasa de incidencia muy alta a nivel nacional.

La entidad tiene una casuística promedio de 96 casos de cáncer de mama por cada 100 mil mujeres, Colima tienen el deshonroso primer lugar con 100 por cada 100 mil.

El cáncer es curable y esa es una realidad. Hay mitos y miedos que tienen que erradicarse y ese es el objetivo de esfuerzos y campañas que se realizan prácticamente todo el año, aunque se fortalecen durante octubre.

Los hábitos tienen mucho que ver en esta enfermedad, de ahí que expertos en medicina oncológica recomiendan llevar una vida lo más sana posible, sobretodo porque este mal no se puede prevenir.

En verdad es difícil ponerse en los zapatos de alguien con cáncer, a mujeres como Gabriela el mundo se les viene encima. El apoyo de quienes les rodean es fundamental.

Todas las mujeres que tengan más de 20 años deben procurar estudios preventivos, chequeos y el efectuarse con especialistas, la curva de riesgo.

Los ultrasonidos de mamas son altamente efectivos, la medicina avanza cada día y ello permite en detecciones oportunas, transitar por la enfermedad con consecuencias o daños mínimos o poco invasivos, dependiendo de la etapa en la que se detecte el cáncer: etapa 1, que es un cáncer de menos de 2 cms, etapa 2,cánceres mayores de 2 cms y etapa 3 cuando ya hay afectación en ganglios o tumores palpables; en la etapa 4 ya hay afectaciones a otros órganos.

Fuera de cobertura del IMSS o seguro popular, un tratamiento de cáncer oscila entre los 250 y 300 mil pesos, dependiendo de las condiciones y estadío y considerando cirugía, radioterapia, quimioterapias y tratamiento post operatorios. Pero no todo está perdido. Médicos y familias hacen la gran diferencia.

La clave está en el actuar pronto y decididamente.

A nivel mundial se registraron 18 millones de cáncer en el 2018. Hay que considerar factores de riesgo como el reglar a temprana edad, no haberse embarazado o haberse embarazado después de los 30 años, no dar pecho y el consumir anticonceptivos por más de 5 años. En Aguascalientes lamentablemente las detecciones en el 60% de los casos son en etapas avanzadas.

Gabriela soportó 16 quimioterapias. Hoy su mentalidad es otra y afortunadamente no dejó de sonreir.

La recomendación del doctor Froylan tiene que ver con la información, difundir la necesidad de atender a los estudios de rutina, perder el miedo y hacer los mitos a un lado.

Mauricio Lugo