Las piedritas en el zapato del ‘Tata’ Martino

4 junio, 2021

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

El entrenador argentino tomó las riendas de la Selección Mexicana en marzo de 2019 y, desde esa fecha, ha dirigido 25 partidos con un saldo favorable.

Su presentación fue ante Chile, en un amistoso que terminó ganando el Tricolor 3-1. A partir de ahí, prácticamente todo ha sido un andar sumamente tranquilo. Pocas críticas y muchos aplausos ha sido la constante. Y es que el ‘Tata’ solo ha perdido dos juegos y ha ganado 20. Sus números no dan lugar a queja alguna.

Sin embargo, la recién creada Liga de Naciones de Concacaf, comienza a ser una probadita de sufrimiento. Ante Costa Rica en semifinales, su selección tuvo dos momentos de tensión donde pudo quedar fuera de la gran final. Los últimos minutos del tiempo regular, en donde los ticos cerraron con un par de llegadas y el primer penal fallado de Uriel Antuna, con el que abrieron con desventaja la serie.

Al final, Memo Ochoa sacó las papas del fuego una vez más y les dio el pase a la final, pero México no convenció y las críticas se asomaron. Aún son ligeras y no preocupan a nadie, pero una eventual derrota el domingo en la final, podrían hacerlas crecer. Y es que el Tri se topará con un equipo mucho más fuerte que el que ya los puso a sufrir. Los de las barras y las estrellas tienen muchos jugadores en Europa, entre ellos, dos que estuvieron presentes en la final de Champions, aunque solo Pulisic jugó.

Aunado a este panorama, hay una piedrita en el zapato de Martino que ya comienza a molestar, la falta de gol. Gerardo no quiso convocar al delantero del Puebla, Santiago Ormeño, pese a ser en dos torneos consecutivos el mejor delantero mexicano, lo que hizo que se le cuestionara. A la par, también se negó a llamar a Javier Hernández, aun cuando el histórico goleador mexicano ha retomado su nivel y es el mejor atacante de la MLS, en el arranque de temporada. Muy por encima del propio Alan Pulido que sí fue convocado.

Nada de esto importaría si los delanteros de su confianza respondieran, el problema es que no lo están haciendo. Salvo el Chucky Lozano, que trae un gran nivel, ni Pulido, ni Antuna o Henry Martín, parecen traer mejor nivel que los dos no convocados.

Martino está firme en su decisión y hasta hoy, sus resultados le dan el beneficio de la duda, pero si no derrota a Estados Unidos, y más aún, perdiera por la falta de gol, las piedritas en el zapato le pueden empezar a sacar ampollas.

Luis Tamariz