Las amenazas a la Liga Premier de México

25 julio, 2020

Foto: IMAGO7Compartir Foto: IMAGO7

Puebla, México

La pandemia ha sido un duro golpe en todos los sectores económicos, sociales y deportivos del país, es alarmante como la Liga Premier de Segunda División, tercera categoría del fútbol profesional en México apenas y sobrevive. Ubicados en municipios del interior del país gran parte de los clubes de esta liga son sostenidos por empresarios y patrocinadores locales que de igual forma entraron en recesión y por consecuencia cortaron el apoyo a los equipos que prácticamente viven al día.

Con una temporada que fue abruptamente finalizada por la contingencia, la gran parte de los 42 equipos que integran la Serie A y Serie B están en quiebra. Algunos de ellos no podrán regresar a las canchas y los que sí, lo harán a partir del 18 de septiembre tentativamente. Se espera que apenas sean 25 conjuntos los que se reporten para la siguiente temporada por lo que el formato tendrá que ajustarse a un grupo único.

Tlaxcala FC y Tepatitlán ya no participarán pues ahora formarán parte de la Liga de Desarrollo, algo que también buscaba Reynosa pero no concreto al igual que otras franquicias que deberán mantenerse y reestructurarse para competir en un año lleno de incertidumbre.

Y aunque se integran un par de plazas que son Colima y Mazorqueros de Ciudad Guzmán Jalisco, desaparecen equipos que se han esforzado pero que no les alcanzará. Casos como Yalmakán de Chetumal y otros tantos que se tendrán que tomar un año sabático obligado.

Otra ‘amenaza’ es la Liga de Balompié Mexicano, equipos como Chapulineros de Oaxaca optaron por emigrar del tercer nivel del FMF a la Primera División de la ANBM. Cada día más sólida, va conquistando plazas en las que difícilmente los dueños del balón llevarían algún equipo profesional.

Incertidumbre es lo único seguro en este momento para esta categoría que debería estar trabajando en una transformación total. Las franquicias sobrevivientes se ven afectadas por las decisiones de Liga BBVA MX, que al ya tener su Liga de Desarrollo además de los torneos de menores ya no tendrá en la segunda una prioridad para formar jugadores. Y con cada vez más trabas para certificarse para un eventual ascenso los inversionistas poco a poco van pensando mejor, si es en realidad una buena inversión.

Leonel Trejo