La naciente Liga de Balompié Mexicano vivió un fin de semana del terror

2 noviembre, 2020

Foto: @OaxChapulinerosCompartir Foto: @OaxChapulineros

Puebla, México

Fin de semana de terror para la Liga de Balompié Mexicano que en su tercera jornada vivió escándalos que a muchas ligas profesionales les toma al menos un año en presentar.

El equipo ‘Sin Nombre‘ visitó a los Chapulineros de Oaxaca que ganaron su partido. Los visitantes que iniciaron el campeonato como Atlético Jalisco reclamaron durante la semana la falta de pagos por la que los altos mandos de la liga decidieron desafiliar a los directivos.

Vaya resaca la del representante poblano, los Leones Dorados de Teziutlán. Tras la segunda jornada en la que perdieron contra Neza, las autoridades recibieron el aviso de que un grupo de hombres estaba cometiendo actos vandálicos en el centro de la localidad tras salir de un centro nocturno en estado de ebriedad, 15 elementos del equipo fundador de LBM fueron detenidos, para luego ser rescatados por su directiva mediante el pago de fianzas.

El Club Veracruzano de Fútbol es el nómada de la liga, tras no arreglarse para ocupar el Pirata de la Fuente la fecha tres la jugó como local en el estadio Héroes de Tlapacoyan, un pequeño recinto al que se le permitió un 50 % del aforo, pero al final lucio lleno, sin cubrebocas ni sana distancia en un momento crítico en la pandemia en la que Veracruz es uno de lo más afectados.

Para cerrar la tercer semana de competencia oficial, Acapulco FC se unió a la lista de los conjuntos que no están recibiendo pago, por lo que el plantel y cuerpo técnico comunicaron que no jugarían esta jornada como protesta.

Leonel Trejo