La medicina alternativa NO sustituye tratamientos médicos.

17 mayo, 2019

Fotografía: mejor con saludCompartir Fotografía: mejor con salud

La medicina alternativa es muy socorrida por personas que buscan soluciones inocuas para sus problemas.

Los métodos más populares que conocemos en la actualidad son: las flores de Bach, la fitoterapia, la homeopatía, el shiatsu y la aromaterapia, entre muchos otros.

Es importante dejar muy claro que la medicina alternativa no puede, bajo ningún concepto, sustituir ningún tratamiento médico. Puede complementarlo, sí, pero no puede surtir el mismo efecto a largo plazo. ¿Por qué? porque en la mayoría de los casos, resulta insuficiente.

Si bien es cierto que hay muchas técnicas que se han perfeccionado con el paso del tiempo, la ciencia no valida al cien por cien su eficacia en el organismo al no hallar evidencia suficiente (o ninguna) que las respalden.

Sin embargo, los beneficios de la medicina alternativa son:

Cuando se emplea como apoyo puede ayudar a potenciar los efectos de los fármacos. Además, favorecen el bienestar emocional de las personas al hacer énfasis en el aspecto natural. En este sentido, se tiene que los beneficios de la medicina alternativa son inespecíficos.

  • No tiene efectos secundarios relevantes
  • Ayuda a complementar otros tratamientos
  • Mejora la salud de la piel
  • Alivia las infecciones e inflamaciones
  • Ayuda a las enfermedades crónicas

Los beneficios de la medicina alternativa son muchos y muy variados. Aunque, lo ideal, es que su uso siempre se complemente con otro más específico. Optar por la medicina alternativa solamente, en algunos casos puede ser contraproducente.

Con información de: Mejor con salud

Rocío Barrios