La Liga de Balompié bajará a los Lobos

5 agosto, 2020

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

Empezar cualquier proyecto cuesta mucho trabajo e implica sortear un sin número de contratiempos. Empezar una nueva liga de fútbol, no es la excepción.

Este miércoles la BUAP decidió retirar la autorización para firmar el contrato de comodato con el grupo empresarial de Guillermo Aguilar, por considerar que esta nueva directiva, había sido “poco seria” en el proceso. Tomando en cuenta la mala experiencia que vivieron la directiva anterior, las autoridades de la máxima casa de estudios de Puebla, decidieron no volver a correr el riesgo.

Tal parece que el equipo Lobos está destinado a no existir, aun cuando contaban ya con el ‘Pony” Ruíz’ como entrenador y con seis futbolistas contratados, entre ellos tres licántropos del ascenso, la franquicia no va y Guillermo Aguilar, no podrá hacer uso de nombres e instalaciones, aunque se sabe que aún buscan una última reunión.

Esta será la constante para la naciente liga. Quizá no sea difícil encontrar empresarios dispuestos a invertir en fútbol, lo difícil será encontrar empresarios que puedan aclarar de donde proviene el dinero que invertirán. Lobos no es el primer caso, el equipo de Xalapa llamado Cremonesse, tampoco pudo cumplir con la reglamentación y no fue aprobado. En tanto que el Zaragoza de Puebla-Tabasco-Teziutlán, vendió humo en tres lugares y nunca prendió fuego.

Emprender un proyecto deportivo es sumamente complicado y más en estas condiciones de contingencia. Los números no cuadran. La pregunta de, cómo recuperarán la inversión los empresarios, sin derechos de televisión, taquillas, venta en estadios y por consecuencia, sin patrocinadores dispuestos a gastar, a cambio de muy poca exposición, es una de las dudas más complicadas para responder por los involucrados en el Balompié Mexicano.

Para quienes se molestaban por decir que la nueva Liga era semiprofesional, ahí tienen el por qué. Sin duda hay mercado para una nueva estructura de fútbol en nuestro país, pero aún tienen mucho camino por recorrer para profesionalizarla.

Luis Tamariz