ENTRETENIMIENTO

La hermosa neblina de Zacatlán tiene una historia.

Puebla, México Siempre existe es el momento ideal para conocer historias, leyendas llenas de amor y magia,…

Puebla, México

Siempre existe es el momento ideal para conocer historias, leyendas llenas de amor y magia, que nos han dejado un paisaje cubierto de neblina. 

En Zacatlán, entre los pobladores se narra la mágica, pero triste historia de amor de una joven con un rostro angelical que hacía que cualquiera se estremeciera al mirarla, cabello negro como la noche y ojos grandes y soñadores.

Cuentan que antes de la llegada de los españoles su hombre amado había partido a la guerra, salió con las tropas Zacatecas para ayudar a Nezahualcóyotl a recuperar su trono, desdé entonces no se tuvo noticias de él.

Con la esperanza de volver a encontrarse con su amor. Día con día ella recordaba su triste despedida, una tarde tras las bellas colinas, haciéndose promesas de amor, las más bellas que pudieron existir.

Trataba de hacer a un lado toda aquella tristeza que se apoderaba de ella, y pedía a los dioses que lo colmaran de ventura y saliera bien librado.

Un día inesperado la doncella, supo que los guerreros ¡habían regresado!  Corrió hasta el lugar, con una sonrisa por encima de todos aquellos hombros buscando la figura de su amado. Un dolor inmenso la invade al enterarse de la muerte de su amado, ella soñaba con revivir dulces momentos con el amor que jamás regresó, no pensando en nada más se arrojó al profundo barranco.

A la mañana siguiente parecía que las nubes habían bajado a cubrir su cuerpo dejando oculto todo el barranco.

Los pobladores cuentan que por eso hoy podemos apreciar toda su belleza y encanto de la que se habló y sentir como nos envuelve con ese amor denso y puro que tuvo hacia su guerrero, ahora cobijando a todas aquellas mujeres que buscan un gran amor.  

Se dice que desde entonces aquella doncella se convirtió en la neblina que cubre toda la región.

Con información de Zacatlán de las manzanas

Rocio Barrios