LA FUENTE FALSA

22 mayo, 2019

Fotografía: Imelda MedinaCompartir Fotografía: Imelda Medina

Es importante tomar en cuenta un monumento histórico representativo nacionalmente, para muchos tal vez una glorieta con bastante tráfico y un nudo colosal cuando alguien no sabe usar este tipo de vialidades.

De noche adornada por luces que resaltan los chorros de agua para dar pie a una fuente mejor conocida como “De Los Frailes”, toma este nombre ya que representa el momento en el que Fray Julián Garcés es conducido por los ángeles para asentar una ciudad que debía ser la más hermosa, sí, nos referimos a Puebla de los Ángeles hoy Puebla de Zaragoza. Así resaltando parte de la historia y fundación de la ciudad.

Se preguntarán, ¿qué tiene que ver esto con el título?  ¿ La Fuente Falsa? el punto es que si logras cruzar la calle arriesgando la integridad física y prestas mucha atención al obelisco, el cual debería ser cantera o alguna otra piedra que le dé el valor arquitectónico como el histórico. Es muy notorio que es otro material, que si bien, no estás familiarizado con el podría pasar desapercibido, se pueden notar que está formado de lo que pareciera ser fibra de vidrio, un material maleable que se requiere para fabricar albercas, partes de automóvil y/o en este caso monumentos históricos.

Sí, es falsa la fuente que hoy en día podemos disfrutar pensando que es parte del acervo histórico que representa la piedra angular de la ciudad poblana; para muchos tal vez no caiga el veinte pensar que fue hecha por un material que no es piedra como cualquier otro, lo llamativo de esto es que en algún tiempo sí estuvo allí la real, una hecha por el material que corresponde a un emblema de esta envergadura.

La incógnita es que nadie sabe qué sucedió con la original, desapareció como si hablásemos de algo tan pequeño que podría caber en la mano, la historia dice que en el tiempo que Luis Paredes Moctezuma fue alcalde de Puebla (2002-2005) se removió la escultura  a una bodega del municipio como mantenimiento, al llegar el siguiente gobierno que le perteneció a Enrique Doger Guerrero, se preguntó por el paradero de la fuente de los frailes, pero nadie pudo responder ya que en el inventario de dicha bodega aún aparecía, pero nunca pudo encontrarse físicamente.

Se habla de que personajes de renombre la tienen como recuerdo de su paso por la política poblana, pero no son más que habladurías. Así que seguirá siendo un misterio el ¿Dónde quedó? Y muchos se irán con la idea de que es una gran obra de arte de hace muchos años.

Mauricio Cervantes