Joven comerciante

1 agosto, 2019

Compartir

Tabasco, México

Con 24 años de edad Diana es una mujer risueña, luchadora y segura de lo que quiere en la vida, ya que la experiencia en los negocios hace que ella esté feliz de ser comerciante.

Además de heredar lo que por años trabajaron generaciones de su familia, gracias al arduo trabajo de su madre, la joven  cuenta con estudios universitarios en ingeniería , pero al igual que muchos jóvenes egresados , la situación la llevó a atender su  local de esoterismo en el mercado.

Desde muy temprano diana se levanta para abrir, y ofrecer a la gente lo que necesiten, las mujeres como ella son ejemplo de quienes no se dejan caer por nada ante la vida.

Vender no se le da a cualquiera, es un don que solo algunos comerciantes tienen, la facilidad de palabra distingue a quienes dedican su vida a ofrecer sus mejores productos para tener solvencia económica diaria.

Nallely Ruiz