Implementan estrategia preventiva contra la fiebre amarilla

29 julio, 2019

Fotografía: ShutterstockCompartir Fotografía: Shutterstock

Chetumal, Quintana Roo

Ante el registro de casos de fiebre amarilla en Centroamérica se ha implementado un cerco sanitario en zonas fronterizas. La temporada de lluvias que se agudiza entre agosto y septiembre, genera condiciones para el surgimiento y propagación de enfermedades.

Emilio Matas Rodríguez, jefe de sector 02 de Chetumal del Departamento de Vectores de la Jurisdicción Sanitaria Número 1, destacó que en coordinación con autoridades municipales y federales se desarrollan estrategias de prevención de enfermedades debido al arribo constante de migrantes centroamericanos a Quintana Roo y los casos que se han registrado en sus países de origen.

Actualmente la primera estrategia es la descacharrización y se han desplegado 18 elementos en la Zona Oeste de Chetumal, donde existen mayores indicios. A su vez, la eliminación de criaderos es una campaña permanente que trabajan en conjunto con el municipio de Othón P. Blanco.

Matas Rodríguez destacó la importancia de la colaboración de la ciudadanía en el control y eliminación de posibles criaderos en sus patios, “no vamos a avanzar si el ciudadano no participa eliminando llantas, latas, cacharros, todo aquel recipiente que pueda almacenar agua, ahorita estamos en época de lluvias es cuando debemos de reforzar”, mencionó.

Esta estrategia tiene como finalidad evitar severas afectaciones a la salud e incluso los decesos que provoca la existencia de larvas, mosquitos, contagios de arbovirosis como el dengue, zika, chikungunya, mayar o fiebre amarilla en países centroamericanos.

Cabe mencionar que la fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. El término ‘amarilla’ alude a la ictericia que presentan algunos pacientes. Los síntomas son: fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio. Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos casos fallecen en un plazo de 7 a 10 días. El virus es endémico en las zonas tropicales de África y de América Central y Sudamérica.

Con información de: SESA

JMR