NOTICIAS

Iglesia de Chula Vista no desiste de quejarse por medidas Covid-19

San Diego, California Un juez federal de San Diego ha negado nuevamente la solicitud emitida por la…

San Diego, California

Un juez federal de San Diego ha negado nuevamente la solicitud emitida por la iglesia Pentecostal Unida de South Bay en Chula Vista para impugnar las restricciones estatales relacionadas con COVID-19 sobre los servicios religiosos en interiores.

La jueza federal de distrito Cynthia Bashant, quien negó la solicitud de la iglesia de una orden judicial preliminar en mayo, también negó la última solicitud de South Bay United en una orden escrita firmada el miércoles.

South Bay United argumentó en documentos judiciales que los “pronunciamientos científicos” del Estado son “en gran parte infundados”, ya que según “todas las mediciones científicas razonables”, la emergencia sanitaria del COVID-19 “ha terminado”.

Bashant no estuvo de acuerdo con la evaluación de la iglesia del panorama actual y determinó que las limitaciones en interiores, no restringen la capacidad de uno para asistir a reuniones religiosas, siempre que se realicen al aire libre.

La jueza escribió que la situación actual de COVID-19 en el condado de San Diego sostiene que los servicios de adoración pueden llevarse a cabo al aire libre, con el canto y los cánticos permitidos. La adoración en interiores está limitada a 100 personas o al 25% de la capacidad de construcción, lo que sea menor.

La iglesia argumentó que la adoración al aire libre y los servicios que se realizan por videoconferencia son “sustitutos inadecuados” y que las órdenes de salud pública prohíben a la iglesia celebrar los servicios exigidos por las Escrituras. También argumentó que California permitió arbitrariamente que ciertos sectores considerados esenciales permanecieran abiertos y realizaran operaciones en interiores, al tiempo que discriminaba a las instituciones religiosas.

Bashant no estuvo de acuerdo con que los funcionarios de salud pública hayan mostrado un patrón de aplicación discriminatoria de las órdenes de salud COVID-19 contra las instituciones religiosas. Destacó quehasta el 26 de agosto, el condado entregó 10 órdenes de cartas de cumplimiento a empresas u otras entidades, tres de las cuales eran lugares de culto. Además, escribió que hasta el 26 de agosto, se emitieron 144 citaciones por violaciones a las órdenes de salud, ninguna de las cuales fue a lugares de culto o personas dedicadas a servicios religiosos.