Honran la memoria de Da Vinci

13 mayo, 2019

Compartir

Amboise, Francia.

Cinco siglos después de la muerte del genio italiano Leonardo da Vinci, el presidente francés, y el italiano, Sergio Mattarella, le homenajearon con un acto conjunto en Amboise, ciudad del centro de Francia donde falleció tras pasar allí los tres últimos años de su vida.

Los dos mandatarios acudieron primero a la capilla de Saint-Hubert, construcción de estilo gótico en la que reposan los restos del pintor, arquitecto, científico, escritor, escultor e ingeniero.

El artista florentino (1452-1519) llegó a Amboise bajo el amparo del rey Francisco I y se instaló en el castillo-mansión Clos Lucé, lugar al que también se dirigieron Macron y Mattarella.

Ese edificio conserva todavía mobiliario de la época, como su cama o su escritorio, junto con manuscritos y planos de sus ingeniosos inventos, como el tornillo aéreo, el tanque y la ametralladora.

La aparición conjunta de Macron y Mattarella sirvió además para subrayar la amistad entre ambos países, tras meses de tensiones entre el Ejecutivo francés y el Gobierno populista italiano, principalmente por divergencias en materia migratoria.

Marissa Palma