HABILITAN ALBERGUE TEMPORAL PARA MIGRANTES

31 octubre, 2019

Compartir

Tamaulipas, México

Debido a las bajas temperaturas, se habilitó un albergue temporal para los migrantes connacionales y centroamericanos que voluntariamente decidan protegerse del frío.

Para ello se adaptó la Alberca Chávez, con literas, cobijas y alimento para quienes se refugien en el área.

Federico Fernández, secretario del Ayuntamiento de Matamoros, señala que “la Alberca Chávez es donde se habilitó para que los migrantes pasen las bajas temperaturas por tiempo indefinido.

No se está utilizando presupuesto municipal para el albergue, todo viene de parte de una asociación internacional pro migrantes que manda la alimentación y mobiliario”.

“A mí nadie me preguntó. En Estados Unidos nos hicieron pasar mucho frío y cuando nos pasaron para acá no nos preguntaron nada, nada más nos trajeron para acá”.

La falta de información genera confusión entre las personas que aceptan o no acudir a la Alberca, ya que, mientras hay quien cree que permanecerán ahí hasta el día de su cita en la corte estadounidense, hay quien asegura que al ir al refugio será automáticamente deportado a su país de origen.

“Allá en Estados Unidos me dijeron que tenía que venir acá a pasar el proceso. Cuando yo le dije al encargado que qué iba a hacer porque no conozco a nadie, no tengo familia acá, me dijo “a mí no me importa, yo solo soy el encargado de deportarte”.

“La alimentación de estos señores, la traen asociaciones civiles internacionales. El municipio prestó servicios de personas que trabajan en el Ayuntamiento para armar literas y acomodar cosas, pero no prestó partida económica” señala Federico Fernández.

En el albergue, se tiene capacidad para 300 personas, no obstante, no está lleno en su totalidad. Quienes lo han ocupado, son personas que llegaron hace poco a la ciudad.

“Nosotros estamos aquí pese a las condiciones del clima y pese a todo, nos sentimos más seguros aquí. Por nosotros y por los niños porque nosotros buscamos un albergue en el extranjero”.

“La verdad no creo que la gente se quiera ir porque no quieren perder la cita. Más bien aquí vamos a pasar los fríos”.

Los migrantes centroamericanos que radican en el Puente Nuevo, se mantienen renuentes a desalojar el área, de la misma forma que sucedió en las pasadas lluvias.