Un agente del Ministerio Público presentó evidencia para acreditar la responsabilidad de un hombre en el delito de homicidio en razón de parentesco

9 junio, 2021

Compartir

Silao, Gto. 09 de junio de 2021.- En procedimiento abreviado, Mario “N” fue sentenciado a pena privativa de libertad por 10 años, culpable del delito de homicidio en razón de parentesco. El Ministerio Público y la Agencia de Investigación Criminal, a través de sus áreas de especialización técnica y científica, llevaron a cabo las indagatorias, con el propósito de esclarecer los hechos delictivos de los cuales reconoció su responsabilidad el imputado.

El 21 de febrero de 2020, la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios tuvo conocimiento de una persona de sexo masculino fallecido por disparos de arma de fuego al interior de un domicilio en la calle La Luz, de la comunidad de Comanjilla. La víctima fue identificado, y en vida respondía al nombre de Omar “N”, de 26 años de edad.

El cuerpo presentaba lesiones con características de las producidas por arma de fuego. Al momento de conocer este hecho delictivo, personal de servicios periciales, bajo la dirección jurídica del agente del Ministerio Público, iniciaron la práctica de diligencias para esclarecer el hecho, sus circunstancias relevantes e identificar a los intervinientes.

En su intervención, el personal ministerial pudo recabar indicios, testimoniales, entre otros datos de prueba que permitieron identificar al inculpado, quien resultó ser el propio progenitor de la  víctima.

Se pudo establecer que el 20 de febrero de 2020, aproximadamente a las 21:20 horas, el ofendido se encontraba afuera de un inmueble ubicado en la calle Guadalupe, en compañía de otra persona de sexo masculino, cuando llegó hasta ese lugar Mario “N”, quien le reclamó por unos vidrios que había roto.

El agresor sacó un arma de fuego de entre su ropa y apuntó al ofendido a las piernas y le disparó a corta distancia. En la mañana siguiente, alrededor de las 08:30 horas, fue localizado sin vida al interior de su domicilio.

Esta representación social acreditó la plena responsabilidad de Mario “N”, en el delito de homicidio en razón de parentesco, en agravio de Omar “N”, y en procedimiento abreviado, el imputado aceptó los cargos imputados y fue sentenciado a 10 años de prisión.

Redacción.