Atoyac: Un río muerto

20 agosto, 2019

@NTelevisaPueblaCompartir @NTelevisaPuebla

Puebla, México

Los contaminantes en el río Atoyac, podrían causarle cáncer o salmonela.

Este río, el Atoyac, tiene altos grados de contaminación que pueden causarle cáncer o si bien le va, mínimo una salmonela.

Esta información está sustentada por diversos estudios de organismos públicos y privados como la PROFEPA, COFEPRIS y GREENPEACE.

Debido a su alto grado de toxicidad el 21 de marzo de 2017, la CNDH emitió una recomendación a los tres niveles de gobierno, en agravio a la salud y el derecho a la vida de más de 3 millones de personas que habitan en sus proximidades.

“Lo que más predomina son la presencia de sustancias orgánicas que en mucho de esto, en un 70%, somos responsables las casas habitación tanto de Tlaxcala como de Puebla, ahora no somos responsables directos porque al menos en el municipio de Puebla, nosotros pagamos en nuestro recibo de agua un saneamiento.”, explicó Raziel Quijano, ingeniero ambiental.

El 30% que resta de su contaminación, corresponde a la industria y aunque este río está registrado como propiedad federal desde 1937, son los municipios que atraviesa quienes otorgan y cobran los permisos de descarga.

“Es una figura que sí tiene atribuciones y competencias y ejerce acciones de carácter administrativo. No solamente autoricen la instalación de empresas y de industrias, sabemos que es necesario para la generación de empleos, pero al instalarse una empresa que va a generar descargas tiene que ser monitoreada por los municipios y se les debe obligar a tener un saneamiento antes de sus descargas”, mencionó Beatriz Manrique , Secretaria Medio Ambiente Puebla.

De acuerdo a la secretaría de medio ambiente del estado, de las 23 plantas de tratamiento de agua residual que tiene Puebla, solo funcionan 12 y ninguna cumple con las normas establecidas para procesar líquidos con tan altos niveles de suciedad.

El último proyecto del que se tiene conocimiento para llevar a cabo el saneamiento de lo que desemboca en el lago de Valsequillo, se realizó en la administración del exgobernador Antonio Gali Fayad, consistió en la compra de 3 embarcaciones con una inversión superior a los 200 millones de pesos.

“Ese proyecto, en 6 meses prometía demasiado, incluso que la gente se pudiera meter a nadar. La verdad fue un insulto a la población”, explicó Raziel Quijano , ingeniero ambiental.

“La controlaría es quien tiene un procedimiento abierto. Nosotros tenemos el resguardo, pero no están funcionando, están detenidos. Se requiere ofrecer un saneamiento al cien por ciento a través de una tecnología de este tipo era imposible”, finalizó Beatriz Manrique , Secretaria Medio Ambiente Puebla.

Con información de: Rocío Carbente Chávez.