Retumba el estadio Cuauhtémoc con el pase de Club Puebla a Semifinales

15 mayo, 2021

Foto: Club PueblaCompartir Foto: Club Puebla

Puebla, México

Autogol de Anderson Santamaría le dio el triunfo al Puebla 1-0 sobre el Atlas a quien deja fuera y de paso se califica a las semifinales del Guardianes 2021.

Una desafortunda jugada del zaguero en el segundo tiempo del partido jugado en el estadio Cuauhtémoc dio a La Franja el empate global y el pase por haber sido tercero general, es decir, por la ubicación en la tabla.

El partido

El juego en los primeros minutos del partido cambió muy poco con el de ida e incluso el de la temporada regular, Atlas dominando y generando las de peligro mientras que Puebla tratando de encontrarse para ir al frente.

Nicolás Larcamón mandó al campo de inicio a Santiago Ormeño acompañado de Omar Fernández, Amaury Escoto, apoyándose en los movimientos de George Corral y Chava Reyes.

Por su lado, Diego Cocca, mandó a tratar la pelota en medio campo, no ceder control y tratar de hacerlo valer con Caraglio, Malcorra y los movimientos de Ían Torres.

Apenas iniciando el partido los visitantes tuvieron un tiro libre que se estrelló en la barrera y al minuto 6, un desborde por derecha de Torres provocó inquietud en la zaga poblana cuando el centro se paseó por toda el área chica.
Atlas siguió intentando y al minuto 17 un disparo de media distancia obligó a Antony Silva a lanzarse con todo hacia su poste derecho para buscar el balón que para su fortuna salió desviado.

Puebla intentaba reaccionar sin mucho éxito. Dos jugadas en desborde que terminaron en rebote y un balón filtrado en el que se pidió falta sobre Aguilar fue lo más cercano.

Fue entonces que La Franja tuvo la primera de peligro al 24… un balón filtrado que Amaury Escoto controló y en los linderos del área sacó un zapatazo que reventó el travesaño. Se salvó el Atlas.

Los minutos siguieron transcurriendo y al igual que en la ida e incluso el duelo de la temporada regular, los esquemas se atascaron y dejaban muy poco a los creativos. Atlas dejó de tocar y Puebla prefirió los balones largos.

Antes de ir al medio tiempo, al 44, Milton Caraglio remató de frente un centro por izquierda que el portero Antony Silva atajó de forma espectacular para salvar su marco de lo que parecía el gol visitante. Así se fueron al vestidor para el descanso.

La complementaria

La segunda mitad inició con intensidad. Puebla sabía que el tiempo ya era su enemigo extra y trató de ir hacia adelante para buscar la anotación.

Lo hizo basado en los movimientos de Omar Fernández. Amaury Escoto y Santiago Ormeño estaban bien controlados y fue así que se dio la oportunidad para Fernández de sacar un tiro centro que el arquero tapatío desvió.

Conforme fue avanzando el tiempo, Atlas se afianzó nuevamente y obligó a Puebla a intentar tiros de lejos que más que signo de oportunidad reflejaban cierta desesperación. Ninguno inquietó al arquero.
Nicolás Larcamón quemó sus naves, mandó al campo a Daniel Álvarez, Gustavo Ferrareis y Maximiliano Araújo con la idea de tener más ofensivos en el campo, buscar bajo todas las posibilidades el gol que necesitaba.

Atlas respondió con dos movimientos, entre los que estuvo la salida de Milton Caraglio y el ingreso de Pablo González. Controlar medio campo fue la intención.

El tiempo transcurría y ninguno de los dos equipos lograba generar peligro, el duelo se volvió sucio, con faltas y balones afuera.

Llegó entonces la que tanto buscó el Puebla. Al minuto 69 llegó un desborde por derecha de Ferrareis quien entró al área y mandó un centro al medio para la llegada de Santiago Ormeño que sobre la encimosa marca logró incomodar a Anderson Santamaría quien desvió el balón que entró pegado al poste para hacer inútil el lance de Camilo Vargas para el 1-0 en autogol.

El tiempo transcurrió y en el intento se fueron los últimos minutos del partido. Atlas careció de profundidad y Puebla apeló a encimar para complicar todo el accionar. No hubo tiempo de más. De esta forma Puebla empató el global y la ubicación en la tabla general le da el pase a semifinales.

Patricio Aguilar