Sin detenciones ni avances en caso de regidor asesinado de Atizapán, denuncia su familia

8 noviembre, 2019

Foto: EspecialCompartir Foto: Especial

Estado de México, México

A ocho meses de haber sido asesinado con arma de fuego el regidor de Atizapán de Zaragoza, Rodrigo Segura Guerrero, su padre, Miguel Segura Díaz, denunció que “no hay avance en la investigación y no hay justicia, por lo que es necesario que intervenga la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El padre del edil asesinado el pasado 19 de marzo señaló que el gimnasio de karate donde fue baleado su hijo se encuentra solo y prácticamente abandonado. Este inmueble era propiedad del edil y el día del homicidio una pareja entró al lugar bajo el pretexto de pedir informes para que su hijo tomara un curso; Rodrigo Segura se sentó en su escritorio para escribir los datos, cuando el hombre sacó su arma y la descargó en contra del regidor.

“¡Hagan su trabajo! Han pasado ocho meses y no hay avance, mientras tanto nosotros vivimos con miedo”, señaló con impotencia Miguel Segura junto a uno de sus hijos, quien se dijo decepcionado por el nulo avance que la Fiscalía ha tenido por este caso. Incluso, dijo, “incluso los investigadores a cargo se acercan a preguntar si yo he sabido algo”.

El regidor comenzó a ser extorsionado y amenazado de muerte cuando fue electo regidor de Atizapán de Zaragoza, indicó su padre. Los primeros extorsionadores del edil fueron detenidos el 13 de octubre de 2018 y recibieron una sentencia de 45 años de prisión. En el vehículo, hallaron otro inhibidor de señal y cuatro armas de fuego, por lo cual fueron arrestados.

Dos semanas antes de ser asesinado y ya siendo regidor, volvió a recibir una llamada de extorsión, presuntamente del Cártel Jalisco Nueva Generación, relató el padre de la víctima. Le informó a la alcaldesa Ruth Olvera y le solicitó custodia de la policía, pero la presidenta municipal respondió que los oficiales estaban para cuidar las calles, no a servidores públicos, “’porque en la Cuarta Transformación no existían guardias personales’ y unos días después mi hijo falleció”, lamentó Miguel Segura Díaz.

Redacción

AGJ