Entregan canchas de Tres Cruces a Comités Ciudadanos para evitar mal uso.

14 mayo, 2019

Compartir

Luego de que vecinos de Tres Cruces denunciaran el cierre atípico de dos canchas públicas en la colonia por habitantes, autoridades de la capital dijeron que se trata de un proceso para reglamentar los horarios y el uso de los espacios.

El primero de los inmuebles se ubica entre las calles Plomeros y Pintores; el segundo en la calle Julio Ruelas, frente a los panteones; espacios que, hasta ahora, permanecen cerrados con candados.

El director del departamento de Deporte en la capital, Armado Gaytán, señaló que ya están a cargo del comité ciudadano de la colonia y el cierre es en lo que se define la operación.

“Hay espacios en los que no hay un orden, un control y a la una de la mañana están jugando, no digo que este sea el caso, pero sí hay otros espacios. Entonces, todos los vecinos naturalmente se molestan. Entonces, está tratando de fijar un horario límite, un horario tope, de tal manera que no interfiera la vida cotidiana de los usuarios, de los vecinos”, dijo.

Señaló que se buscó la participación de los comités en estos espacios, debido a que en esta colonia se detectó que la segunda cancha era administrada como privada por un vecino, quien solo permitía el ingreso a los jugadores que participaban en los torneos que él organizaba y por los cuales cobraba a los equipos.  

En este caso existe un conflicto porque el particular busca que se le devuelva una supuesta inversión de 300 mil pesos que, asegura, hizo en el inmueble.

“También hay que ser muy claros, todo el mundo, si yo le invierto a algo que no es mío, pues tengo que comprobar jurídicamente y más si es un espacio público (…) Yo tengo la indicación muy clara de que a él no se corra, se le permita ser usuario también”, señaló.    

El director aseguró que este caso es el primero de otros que se revisarán en la capital, en los que se entregará la administración de las canchas a los comités ciudadanos para que prioricen el uso para los que menores y, de cobrar, el recurso se invierta en el inmueble.

“Está en que esos espacios sean públicos y se aprovechen, preferentemente, por los colonos, por los niños y los jóvenes prioritariamente. El uso que se da en el tenor de lucrar pues no estamos a favor de ello”, agregó.