DEPORTES

Entre amor y odio se va Sergio Ramos

Puebla, México A sus 35 años ha llegado el momento de decirle adiós al club que le…

Puebla, México

A sus 35 años ha llegado el momento de decirle adiós al club que le dio todo y por el que dio todo. En 2015 le lloraron a Iker Casillas, un ídolo merengue querido por aliados y rivales, hoy el caso de Ramos es distinto, se va un tipo sumamente contrastante, amado por miles de fanáticos y odiado por otros muchos mas.

Su polaridad la reflejan sus propios números. Para la afición merengue es un dios, para los rivales es un auténtico villano. Con él en la cancha, Real Madrid ganó 14 de 16 finales disputadas a partido único y, en varias ocasiones, el fue la figura del partido marcando goles importantes. A pesar de ser defensa, es un goleador. Anotó 101, cuatro menos que Fernando Hierro el máximo defensor anotador del Madrid. Ocho fueron trascendentales en finales, incluidas dos de Champions, Lisboa 2014 y Milán 2016.

Desde aquel 10 de septiembre de 2005 que debutó con el Madrid a los 19 años, jugó 16 temporadas y ganó 22 títulos, 12 siendo capitán. Solo Paco Gento ganó una más.

Ramos cerrará su marca con 671 partidos oficiales, lo que lo pone en la historia blanca como el cuarto futbolista con más juegos disputados, abajo de Raúl, Iker y Sanchís. De esos 671 duelos, 45 fueron el clásico, donde además marcó 5 goles. Ganó 437, para volverse a meter en los libros de récords, pues es el segundo jugador con más victorias en el equipo, solo atrás del propio Casillas.

¿Con estos números quién lo odia?

Evidentemente los rivales, quienes muchas veces perdieron partidos y finales por su culpa, gracias a una gran actuación. Pero más allá de eso, Sergio también es considerado un futbolista sucio, para muchos, el más y eso le quita la honorabilidad con la que se fueron otros como Raúl o Casillas.

El campeón del mundo con España también es líder en las listas negras. Es el jugador con más tarjetas amarillas en la historia de la Liga con 173. También el más expulsado del torneo español con 20 tarjetas rojas, todas con el Madrid. En total, en todos los torneos, suma 26 expulsiones con el cuadro blanco, más que cualquier otro futbolista que haya defendido esos colores.

Así llega a su fin la historia del eterno capitán merengue.

Luis Tamariz