EMPALME, POBLADO RECONOCIDO POR SU GASTRONOMÍA Y GENTE AMABLE

15 agosto, 2019

Compartir

Tamaulipas, México

“Mi nombre es Isaac Díaz Rojas soy orgullosamente de aquí del Empalme, soy comerciante, vendo tacos y enchiladas, trabajé casi 14 año con un señor que se llamaba Chema Magallán y me salí y puse mi propio negocio, ahorita tengo 4 años… yo pienso que es el amor que le das a lo que haces”.

Empalme es un poblado que pertenece al municipio de Valle Hermoso, Tamaulipas. Tiene alrededor de mil habitantes y se ubica a 40 kilómetros de Matamoros. Una comunidad fundada en el año de 1943que mantiene costumbres, tradiciones y valores.

“Por los 40 había personas establecidas de manera muy dispersa y fue precisamente en 1943 con la llegada de una partida militar se establece inicialmente el primer asentamiento humano oficial que dio inicio a muchos otros y surge nuestro poblado” comenta Nicolás Arias , Delegado De Empalme.

Un pueblo en el que se han forjado historias.

La maestra María de la Cruz fue testigo de 23 generaciones de niños que concluyeron su escuela primera.

“Yo llegue en el año de 1980 y trabaje hasta el 2003 que me jubile, si mal no recuerdo Fortunato Suoza por los primeros que fundaron, recibíamos niños de este pueblo y de otros poblados aledaños”.

El chorizo artesanal que aquí se produce es el más reconocido en toda la región norte de Tamaulipas y el Valle de Texas, una tradición familiar, que heredó doña Esther Duran a su hijo José Salazar.

“Aquí empezaron a hacer chorizo después del Huracán Beulah que la gente perdió sus cosechas, le fiaban a la gente, perdimos entrada, mi papá le enseñaron a hacer el proceso del chorizo, hacer queso, jamón, todo artesanal, reconocimiento a la gente que lo hizo por primera vez, como la primavera, siempre lo he dicho, pero siempre lo editan, no decir la carnicería, el chorizo todos somos Empalme”.

En Empalme habita gente de trabajo que desde temprano despierta para ganarse la vida de manera honrada agricultores, comerciantes y jóvenes estudiantes, se llenan de orgullo de pertenecer a este pequeño pueblo, pero grande en cultura.

“Invitarlos a seguir con la tradición de cordialidad que hemos tenido con los visitantes, sentirnos orgullosos del pueblo, invitar a los que no conocen el pueblo a disfrutar lo que ofrecemos y disfrutar de nuestra hospitalidad”.