El repechaje es una trampa mortal

14 mayo, 2021

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

Tal parece que el sistema de recalificación ideado por la Liga BBVA MX, es una trampa mortal para los equipos más regulares. Casualmente los cuatro punteros del torneo, perdieron en los partidos de ida de los cuartos de final. En parte, puede ser por su condición de visitantes. Muy probablemente en casa lo hagan mejor. Pero otra explicación, puede ser que la semana de descanso, afecto el ritmo que traían.

Cruz Azul y América robaron y jugaron su torneo aparte, calificando a Liguilla antes del final. Las Águilas terminaron con 38 puntos por 23 de Pachuca, ganaron 12 juegos mientras que los Tuzos solo seis, pero nada de eso importó en los cuartos de final. Los de Hidalgo fueron muy superiores y terminaron goleando. Se notaron con mejor ritmo que el sublíder del torneo. Mientras que al América le costo y hasta perdió, para la vuelta, a uno de sus hombres clave en el medio campo.

Así es la realidad del fútbol mexicano. Vale más jugar bien un partido en cuartos de final, que 17 en torneo regular. Con apenas seis triunfos en la temporada, los Tuzos están a punto de eliminar a uno de los dos ‘imparables’.

El repechaje no es justo, pero es claro. Las reglas estaban escritas desde el principio y todos los equipos sabían dos cosas. Una, que terminando entre los cuatro mejores descansaban una semana, y dos, que sus preparadores físicos tenían que planear los ciclos de entrenamiento, de tal modo que el mejor rendimiento físico y futbolístico, lo dieran los jugadores después de 17 semanas.

De nada sirve terminar entre los cuatro mejores, si después del final del torneo comenzará tu baja de juego. Los cuatro líderes tendrán que remar contra corriente este fin de semana, para darle la vuelta a la serie y calificar.

Quizá el panorama más prometedor es para Cruz Azul y Monterrey, ya que estos equipos no se vieron mal. Enfrente tuvieron rivales que mostraron buen fútbol y ellos no salieron tan mal librados, ya que anotaron de visita y su desventaja es mínima. En casa, podrían tener la mesa puesta para logar remontar.

La misión más complicada parecen tenerla América y Puebla en ese orden. Los de Coapa tienen que ir por dos goles o están fuera. También deben mejorar, pues con el nivel mostrado en la ida, Pachuca es favorito. Mientras que Puebla, sólo necesita un gol de inicio. La misión camotera no es difícil, ganar por la mínima diferencia es algo a lo que cualquier equipo puede aspirar. El verdadero problema de los camoteros es el riesgo con el que van a jugar, pues los rojinegros con un gol, obligan a Puebla a hacer tres. La misión rojinegra es aún más sencilla. Anotar un gol, con eso, prácticamente cierran el partido, en cambio los poblanos, deben jugar con el cuchillo entre los dientes. Un gol los pone en Liguilla, siempre y cuando los zorros no les hagan daño.

Luis Tamariz