El mundo debe aprender a convivir en paz: Bregovic

23 abril, 2019

Compartir

“Tal vez, Dios, en su horario, en su calendario, no puso que nosotros deberíamos vivir en paz juntos, de aprender nosotros, tiene que ser algo que tenemos que aprender nosotros mismos, entonces, Sarajevo y todo el mundo, tiene que aprender a vivir en paz”, refirió el músico serbio, Goran Bregovic

Acordes melancólicos, que cambian estrepitosamente por ritmos festivos, que invitan al gozo. Una música llena de contrastes, tantos, como quienes integran su banda de funerales y bodas: músicos cristianos, musulmanes y judíos, dan vida a su Frankenstein musical, como él mismo se define. Uno, al menos, bello auditivamente.

“Él proviene de una zona que ha sido cuna y frontera de muchas culturas, por 5 siglos, ha sido frontera de la religión católica, musulmana y ortodoxa, la música de él, se puede comparar con un Frankenstein, porque su cultura es, precisamente eso, una amalgamaba de raza

En su paso por Zacatecas, Bregovic, presentará canciones de su último disco Tres Cartas Desde Sarajevo, que incluye piezas en español, árabe y serbio y, a través de ellas, como lo ha hecho desde hace varias décadas, propone una resistencia y, una fraternidad, ésa, que tanta falta le hace al mundo y que, dijo, a Dios, en su prisa por crear al mundo, se le olvidó incluir en el corazón y conciencia del ser humano.

La música, dijo, en todos los tiempos es y será un elemento pacificador, pues los compositores, los intérpretes, a través de ésta, se manifiestan y resisten, sin embargo, no es suficiente para cambiar el mundo, pero sí, dijo, un paso más, para ello.

Ésta, es la primera presentación en territorio zacatecano del reconocido compositor y músico.

 “Sarajevo lo usa como una metáfora, lo que vimos con la guerra de Sarajevo en 1991, está pasando en todas partes, en este álbum Tres Cartas Desde Sarajevo, reúne canciones que se van a cantar en hebreo, en español, en árabe y, por supuesto, en la lengua de ellos” (…) “Hacemos lo imposible, hacemos música, pero desgraciadamente, no se puede cambiar el mundo, pero lo que importa, es que se queda ésa iniciativa de cambio, hacia las nuevas, hacia el futuro”(…) “En historia pasada, era algo diferente, era e ir y matar al diferente, en el siglo XXI, no debería de ser posible esto, entonces, todos tenemos que aprender a convivir juntos, en paz, Tres Cartas Desde Sarajevo es sobre este tema”