El himno no reconocido

25 abril, 2019

Fotografía: CommonsCompartir Fotografía: Commons

Existen canciones emblemáticas sobre estados  o puntos del mundo que los vuelven únicos y que llevan gran historia detrás de las letras compuestas.

Y para muestra un botón, y se tiene en tierra poblana, sí, el gran referéndum poblano en toda la república, nos referimos a la canción, Qué Chula Es Puebla y sin duda es chula, tanta historia, arquitectura y  sabores que resaltan sobre muchos otros estados de la república mexicana.

Resalta que su historia va más allá del nombre, y comienza con el escritor, Rafael Hernández mejor conocido como “El Jibarito”, compositor y músico reconocido por dejar huella con boleros y canciones por todo el mundo, un autor quien pareciera haber tomado el amor por Puebla de nacimiento, pero no conoció la ciudad de los ángeles hasta pasando los 40 años de edad, pues la tierra que lo vio nacer fue la isla de Puerto Rico, y sin duda alguna algo más que la ciudad le robó el corazón, pues dicen que lo que inspiró a “El Jibarito” fue una bella mujer que lo tenia enamorado y así nace la letra emblemática que caracteriza a Puebla.

Tomando el amor por la dama y la belleza que resalta la ciudad junto con Bernardo San Cristobal un español que colaboró con Hernández para dicha composición.

Hoy en día se le rinde honor con un busto que pasa desapercibido sobre un camellón y con el pasar de los coches, si gustan visitarlo lo encuentras en la calle 43 poniente y 7 sur.

Como dato curioso e investigando el sobre nombre de Rafael Hernández, “Jibarito” es un sándwich en el cual no usan pan, como “tapas” usan rebanadas de plátano verde frito aplanado.

Con información: Pueblados22

Mauricio Cervantes