El fútbol europeo está en guerra

19 abril, 2021

Imagen: TUDN Compartir Imagen: TUDN

Puebla, México

La bomba explotó hoy y la guerra comenzó 12 ejércitos ricos y poderosos contra el resto del mundo.

El anunció de la creación de la Superliga fue la bomba que desató todo. En una clara afrenta contra la UEFA, 12 equipos buscan quitarle el poder, formando su propia liga que le dejé más dinero a los clubes participantes. La idea está pensada para robarle la atención a la Champions y eventualmente matarla.

Quieren una nueva ‘Champions’ donde solo estén los clubes mas adinerados, no necesariamente los más grandes. Esto es tema de dinero, no de calidad. Sí están gigantes como Real Madrid, Barcelona, Milán, Juventus, Manchester United, pero también, equipos que solían ser del montón y que se han agrandado con dinero y no con títulos como Tottenham, Manchester City o Chelsea.

El origen del problema es un circulo viciosos de índole económico. Para competir hoy a buen nivel en las mejores ligas, necesitas millones. Los clubes solitos, se han encargado de inflar los precios de los futbolistas. Un jugador que un día vale 30, en un corto periodo puede subir a 140. Para hacerle frente a esto, los equipos recurren a prestamos que después se vuelven imposibles de pagar, si las cosas no funcionan. Un ejemplo claro es Juventus. Pagó 100 MDD por CR7 para buscar ganar la Champions y no llegaron ni a hacer soñar a su afición, deportivamente fue el gran fracaso.

Los equipos poderosos están endeudados y requieren facturar más. La Supeliga supondría un premio de 20 millones para el campeón, casi el doble de lo que paga la Champions. Económicamente es una gran idea. Es un club privado de millonarios, generando más millones. El problema es que es a costa, de darle un balazo en el corazón al fútbol.

¿Dónde quedan los demás equipos? El torneo está dirigido, de inicio, a 12 aficiones, las demás no fueron tomadas en cuenta. El sueño de ver a tu equipo, sea cual sea, llegar a una Champions para enfrentar a los grandes, moriría, los clubes medianos ya no entrarían a jugar en ese casino. ¿Dónde queda la historia de los clubes y las competencias, que es lo que los hace grandes?

La reacción de la UEFA ha sido contundente. De inmediato, buscará expulsar a los equipos participantes de esta nueva liga, tres de ellos están en semifinales, por lo que el PSG podría ser campeón en automático, pero, además, Real Madrid ya no sería el más ganador porque ya no tendría títulos, la UEFA se los quitaría.

Una liga millonaria busca crear una nueva historia en el fútbol, pero matando la que ya existe.

Luis Tamariz