El Ascenso no perdonó, perdió el futbolista

25 abril, 2020

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

Un día se leerá en Wikipedia, un 24 de abril del 2020, desapareció la Liga de Ascenso del Fútbol Mexicano.

Hoy se hizo oficial que, por los próximos 6 torneos, no habrá ascenso ni descenso. Con esto se muere oficialmente una liga que siempre estuvo en terapia intensiva, pero que ofrecía la posibilidad, al menos, de soñar. Hoy ni eso.

Pero, quién pierde más con esto, muy probablemente el futbolista y no me refiero al de la categoría que desaparece. Ciertamente, muchos de ellos serán los primeros en pagar los platos rotos al quedar desempleados de forma inmediata. Pero a futuro, puede haber más repercusiones. Y es que esta, era la oportunidad de demostrar que el gremio de futbolistas estaba unido. Que los de arriba (los que cobran bien en primera), sí se preocupan por los de abajo. Que los directivos no pueden tomar decisiones arbitrarias que afecten a los futbolistas, porque estos se tomarán de las manos para formar un muro impenetrable. La Asociación de Futbolistas Profesionales, que tanto ha batallado para tomar fuerza, hoy más que nunca buscó unir a los de primera con los de segunda, pero el resultado fue nulo.

Hoy quedó claro que no hay unión. Que a los del máximo circuito no les preocupan sus compañeros de abajo. Nadie movió un dedo. Hoy los directivos del futbol mexicano volvieron a comprobar que el gremio de nuestro país, no esta unido. Que no se apoyan y que aplican la de ‘cada quien rásquese con sus propias uñas’.

Los futbolistas de nuestro país acaban de perder su Liga de Ascenso, pero mas allá de eso, su fuerza.

No hubo empatía. No hubo respaldo.

Unos, dejaron morir a otros, mientras se entretenían, jugando videojuegos.

Luis Tamariz