DON RAMÓN TIENE 117 AÑOS

5 junio, 2020

Compartir

Tamaulipas, México

Don Ramón es seguramente el hombre más longevo de Tamaulipas y posiblemente de todo el mundo.

Conozcamos un poco de este hombre que ha sorprendido a muchos por su larga vida.

Don Ramón Cortez Charles, si tiene 117 años, incluso está a 2 meses de cumplir los 118.

Él podría ser el hombre más longevo de México, y por qué no, hasta del mundo, y vive en Matamoros, Tamaulipas.

Ha estado refugiado desde hace varios años en el Asilo Pan de Vida, a donde fue a parar cuando la familia que lo cuidó y protegió durante muchos años, ya no lo pudo hacer.

Su rostro es conmovedor. Es lúcido, su movilidad es mínima, sus ojos, ya muy desgastados, denotan una mirada profunda

Recientemente en una visita de Las Noticias a ese lugar, Don Ramon, nos dio unas palabras.

Hace tres semanas, don Ramon se sintió mal, y los directivos del Asilo hicieron un llamado a la Cruz Roja. La Benemérita Institución, lo trasladó al Hospital General, y se llegó a pensar que su diagnóstico era Covid-19, pero afortunadamente resultó negativo. Solo se trata de una enfermedad respiratoria propia de su edad tan avanzada.

“La doctora siempre ha estado reportándose conmigo, le agradezco mucho, siempre está al tanto de Ramón”, señala María de Jesús Olvera, quien cuida de Don Ramón.

“Nos duele lo que le pasa, pues ya es su edad, está grande”, dice José Luis Anzaldúa, quien también cuida a Don Ramón.

La parte insólita de la historia de Don Ramón, tiene que ver con su edad.

Nadie podía creer que contara con 117 años.

El ya no cuenta con familia, desde hace mucho tiempo se quedó solo, pero durante años vivió con Doña Elvia y con Don Luis

Doña Mari nos narra cómo fue que se logró obtener una copia del original de su acta de nacimiento, con registro en el año de 1902.

“Nosotros lo concinos en un rancho, visitamos a la familia, nos tomó cariño, lo trajimos aquí a la casa y ya no se quiso ir y mi esposo dijo que se quedara. Fuimos al DIF y el señor juez nos dijo que se encargaría de buscar la papelería, batallamos como dos meses batallando y se encontró y pues nos ayudó a registrarlo”.

Don Luis, el esposo de la señora Mari, y dice que él desde que era un niño, conoce a don Ramon

“Yo era un niño cuando conocí a Don Ramón, un hombre muy noble y trabajador”.

En los últimos años, la vida de Don Ramon ha transcurrido en el asilo, en donde convive con más personas de la tercera edad.

Él ha dicho que es feliz en ese lugar, en donde tiene amigos, y se siente cómodo.

“Un abuelito siempre le hemos visto, lo queremos mucho porque es parte de la familia de nosotros”.

“Es gente de antes, sin malicia”.

Ahora solo resta esperar que pueda ser dado de alta del hospital, y que regrese al lugar que a él le gusta, su asilo.