DIFÍCIL TRABAJAR EN TIEMPO DEL COVID-19

1 mayo, 2020

Compartir

Tamaulipas, México

Víctor Manuel, es un chofer de transporte público, quien platicó lo difícil que es trabajar ante la contingencia por COVID-19.

El transporte público, juega un papel crucial en la ciudad, ya que, se cuentan en miles, las personas que diariamente toman la pecera para llegar a sus trabajos, a sus hogares, incluso para hacer las compras del mandado.

Actualmente, debido a la contingencia por COVID-19, muchas personas han sido enviadas a sus casas, ya que, realizaban actividades laborales no esenciales. Eso significó una gran caída en el pasaje del transporte público y hoy, muchos choferes están padeciendo los estragos económicos del coronavirus.

“No está alcanzando el pasaje, casi no hay movilidad por el coronavirus. El patrón pide una cuota y no se la estamos dando porque casi no hay gente y el diesel también es un gasto. Antes en un día bueno, sacábamos 700 pesos, 400 eran para nosotros, ahora sacamos 150 a lo mucho”.

En comparativa con los tiempos previos a la pandemia, ha sido radical la disminución de pasajeros que utilizan el transporte público, al grado que, muchas veces no alcanza ni para el diésel del camión.

Los choferes de transporte público, como Víctor Manuel, hoy ejecutan más de 12 horas laborales diarias y a veces solo recaudan 150 pesos.

“Mi familia me dice que por qué no hay dinero y yo les digo que, porque no hay gente, pero qué le vamos a hacer, tenemos que salir a trabajar”.

La preocupación por parte de los choferes y sus familias, es una constante por dos razones; la primera es que, su labor exige el contacto directo con personas de todas las edades, acrecentando la posibilidad de un contagio, y la segunda, la incertidumbre económica.