Dicta el INE la suspensión inmediata del uso del nombre del Presidente Andrés Manuel López Obrador

19 agosto, 2019

La Razón de MéxicoCompartir La Razón de México

Aguascalientes, México.

Dicta el INE la suspensión inmediata del uso del nombre del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en la indumentaria y accesorios (chalecos, gorras, mochilas, gafetes y cualquier otro) utilizados por las y los servidores públicos o personas que participen en levantamiento de censos o entrega de beneficios de programas sociales, así como para que se abstengan de señalar, sugerir o mencionar que dichos programas y sus beneficios son por instrucciones, compromisos o patrocinios del Presidente de México.

Esto, derivado de una denuncia del PRD por la presunta violación a los principios rectores del proceso electoral, así como el presunto uso de recursos públicos, derivado de la promoción del nombre, imagen y logros del Presidente.

Se advierte que servidores públicos también conocidos como “Servidores de la Nación” realizan funciones de levantamiento de censo y entrega de programas sociales, mismos que portan indumentaria y aditamentos con la leyenda ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, PRESIDENTE ELECTO DE MÉXICO 2018-2024, de igual manera se desprende que en dichos actos se ha hecho mención de este servidor público como benefactor o persona que ha instruido u ordenado la entrega de los beneficios sociales.

En cuanto a la propaganda alojada en los sitios de Internet correspondientes a redes sociales de diferentes servidores públicos denominados “Servidores de la Nación”, la Comisión determinó declarar procedente la medida cautelar y ordenó el retiro de las publicaciones denunciadas, en un plazo no mayor a doce horas, así como abstenerse de realizar publicaciones de similar naturaleza.

La autoridad electoral resolvió que los hechos mencionados podrían ser violatorios del artículo 134 Constitucional y constituir promoción personalizada, particularmente y de manera destacada, del Presidente de la República, así como un quebrantamiento de los principios de imparcialidad, equidad y neutralidad que deben observarse al ejecutarse o implementarse los programas sociales, a fin de no afectar las condiciones de la competencia entre los partidos políticos.

Mauricio Navarro