Después de 13 años parece llegar la justicia

12 agosto, 2020

Imagen: CortesíaCompartir Imagen: Cortesía

Oaxaca, México.

Edmundo Reyes Amaya y Alberto Cruz Sánchez integrantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) fueron vistos por última vez el 25 de mayo del 2007 en el hotel ‘Del Árbol’ ubicado en la calzada Madero de la capital, cuando Ulises Ruiz Ortiz era gobernador del estado y Felipe Calderón Hinojosa mandatario federal.

Y fue hasta el 6 de mayo de 2019 que Nadine Reyes, hija de Edmundo Reyes y Margarita Cruz, hermana de Alberto Cruz, indicaron que el Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México emitió una sentencia que reconocía ‘la grave violación de derechos humanos’ en contra de los eperristas ‘por parte de agentes del Estado mexicano’.

Sin embargo, la Fiscalía General de la República y la Secretaría de la Defensa Nacional presentaron recursos de inconformidad en contra de la resolución, procedimiento que quedó radicado en el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, instancia que determinó enviar el caso a la Suprema Corte de justicia de la nación el pasado 12 de diciembre.

Fue así que un juez federal en Jalisco libró la noche del pasado jueves 06 de agosto una orden de aprehensión en contra del ex procurador General de Justicia de Oaxaca, Evencio Nicolás Martínez Ramírez, al igual que la de Daniel Camarena Flores quien se desempeñara como Director de la entonces Policía Judicial del Estado y así también a comandantes y efectivos de la ahora Agencia Estatal de Investigaciones, esto por ser probables responsables de la desaparición forzada de los 2 eperristas.

Ogilvie Hernández