DEPORTES

Deportistas que no disfrutaban su profesión

Puebla, México En una época en la que todos los deportistas están ansiosos por volver a la…

Puebla, México

En una época en la que todos los deportistas están ansiosos por volver a la actividad, recordamos a algunos de los atletas que nacieron favorecidos con el talento para destacar en el deporte pero que no era para nada el trabajo de sus sueños.

El más famoso de estos casos es André Agassi, virtuoso tenista en la década de los 90 que llegó a ser el número uno, aunque no el más feliz. Pues de plano, odiaba el tenis debido a que desde niño su padre lo presionaba con las prácticas imponiendole una gran exigencia.

Brooks Koepa es un certero golfista estadounidense al cual le va bastante bien en este tranquilo deporte al que por momentos considera aburrido. Su sueño fue siempre ser beisbolista, pero tras un accidente de auto y tres meses de recuperación, el golf fue lo único que pudo practicar para luego terminar haciendo carrera.

El nicaragüense Román ‘El Chocolatito’ González fue campeón como boxeador en 4 divisiones distintas, curiosamente ha expresado su vacío al siempre aspirar a ser futbolista profesional, pero se dedico al pujilismo al ser mucho mejor con los puños.

Carlos Vela es un importante jugador de la MLS aunque nunca se consolidó como crak internacional. Mucho influyó su reiterada afirmación de que el fútbol sólo era su profesión y nunca su verdadera pasión.

Algo similar a Gabriel Batistuta, histórico jugador argentino quien no reparaba en decir que no le gustaba el fútbol y que solo era un trabajo para él.

Cerrando con Michel Owen, el inglés considerado mejor jugador del mundo en 2001 pero que un día de repente, perdió el deseo de jugar, incluso ‘escondiendose’ en los partidos para que no le pasarán el balón. 

Leonel Trejo