Delincuencia organizada controla zona serrana

12 agosto, 2019

Compartir

Sinaloa, México

La delincuencia organizada controla todos los sectores productivos en la zona serrana del sur de Sinaloa; desde el que vende fruta, hasta las grandes empresas mineras, denunció Miguel Ángel Gutiérrez Sánchez, Representante de Desplazados del Sur de Sinaloa

Oficialmente la lista de familias desplazadas suma 418, pero hay muchas que no están anotadas y que han sufrido todo tipo de injusticias a manos de los grupos delincuenciales que controlan la sierra sinaloense. 

El Luchador Social, explicó que el desplazamiento empezó desde el 2012, cuando recrudece la violencia a causa del pleito entre grupos armados por apoderarse de los territorios para la siembre de enervantes. 

Pero en 2017 inicia una nueva disputa, ahora por controlar los terrenos para la explotación de minerales, principalmente en municipios como Rosario y Concordia, donde las corporaciones policiacas de los tres niveles de Gobierno no metieron ni las manos. 

Gutiérrez Sánchez, comentó que las familias abandonaron sus casas, dejaron sus tierras, su ganado y hasta su historia; se tuvieron que olvidar de sus muertos. Muchas familias han intentado regresar a sus hogares, pero los grupos criminales los devuelven, lo que confirma que la tranquilidad no ha regresado a la sierra de Sinaloa.

“Pero también entra un nuevo factor que es la explotación de las minas de oro, tanto en concordia como en Rosario, todas estas familias fueron expulsadas, porque hubo un contubernio de los tres niveles policiacos con el crimen organizado”.
Miguel Ángel Gutiérrez Sánchez, Representante de Desplazados del Sur de Sinaloa

Indicó que de los miles de afectados, hay un grupo de familias que son víctimas de casos más severos; desde violaciones a las mujeres, heridos de bala y familiares desaparecidos y asesinados. Estas cerca de 50 familias, hasta el momento no han recibido atención psicológica por parte de la autoridad. 

En el municipio de Rosario hay una base militar instalada en el poblado de las rastras, pero esta no actúa, semana a semana, asegura Gutiérrez Sánchez, hay asesinatos, la mayoría no se registran ante la autoridad porque los cuerpos son retirados por los mismos grupos criminales. 

La gente escapa con lo que trae puesto, no se lleva nada, y convierten sus lugares de origen en pueblos fantasmas. En concordia son poblados como: Panuco, El Palmito, La Petaca, La Noria, El Tecomate, El Zapote, El Pueblito, El Asestadero, mientras que en Rosario, desde Las Rastras hasta todas las comunidades aledañas. 

Ahora las gavillas se pelean también por la producción de minerales, pues hay minas que son explotadas pos grupos delincuenciales y venden el producto a empresas grandes ya establecidas, pero también los denominados gambusinos, que son pequeños productores que explotan sus tierras para sacar el mineral, a estos también se les amenaza, se les mata para quitarles la producción. 

El Representante de los Desplazados en la Zona Sur, precisó que también el que vende frutas en los pueblos, los que venden tacos, todo aquel que tenga una ganancia por su trabajo es despojado de una parte.

“El crimen organizado que está explotando a todos los sectores productivos de la sociedad, hablo de empleados, te hablo de pequeños productores y también de la producción grande, también, entonces ahí están en todo su esplendor, principalmente en la sierra de Rosario”.
Miguel Ángel Gutiérrez Sánchez, Representante de Desplazados del Sur de Sinaloa

Gutiérrez Sánchez, añadió que si la autoridad garantizara la seguridad en la sierra, al menos el 50% de las familias regresaría, ya que estos no encuentran vivienda, no tienen empleo y tampoco los servicios, en parte baja de Sinaloa.

Brenda Norzagaray