Concluye de manera ‘Majestuosa’ la Guelaguetza 2019

30 julio, 2019

Fotografía: @IvetteMuratCompartir Fotografía: @IvetteMurat

Oaxaca, México

Nuevamente las ocho regiones de Oaxaca representadas en 27 delegaciones convergieron en la ‘Rotonda de la Azucena’ para ofrecer su música, bailes, danzas, tradiciones y costumbres en su emisión matutina y vespertina de la Guelaguetza, como parte de la octava de los Lunes del Cerro.

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, acompañado de su esposa Ivette Morán de Murat; la representante de la diosa Centéotl 2019, Lilia López Hernández; así como de la señora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien asistió en su representación solo para la emisión matutina, encabezaron esta fiesta.

Con más de 12 mil personas que se dieron cita, Las Chinas Oaxaqueñas de Doña Genoveva, dieron inicio a la octava quienes, con faroles, monos de calenda, marmotas y flores con grandes adornos, interpretaron el Convite y Jarabe del Valle. Enseguida San Vicente Coatlán mostró al público su ‘jarabe chenteño’; y muy temprano en el programa la ovación del público se hizo presente con las bellas mujeres de San Juan Bautista Tuxtepec quienes con gran destreza y sincronía ejecutaron ‘Flor de piña’, baile que los presentes aplaudieron de pie, ante una gran algarabía.

Fotografía: @IvetteMurat

Y así cada una de las delegaciones esperaba su turno para mostrar su baile y folclor, viviendo momentos emotivos y nostálgicos cuando se hizo escuchar la Canción Mixteca de José López Alavez y el Inigualable Jarabe Mixteco, que presentó con gran orgullo la Heroica Ciudad de Huajuapan de León, así como la alegría y los versos picarescos de Pinotepa Nacional quienes fueron encargados de cerrar la edición matutina.

Para la tarde, ante otras 12 mil personas fue la delegación de Teotitlán del Valle la encargada de abrir y maravillar a propios y extraños con su peculiar y muy vistosa coreografía de la ‘Danza de la Pluma’; seguidos de la alegría del ‘Palomo Miahuateco’ y el misticismo de Huautla de Jiménez, llegó el turno para Loma Bonita, delegación natal de la Diosa Centeotl de este año, quien, en un acto de solidaridad, identidad y amor a su pueblo, no dudó y bajó de su lugar de honor en el palco para integrarse a sus compañeros y juntos brindar su ofrenda.

Fotografía: @IvetteMurat

Llegó el turno del Jarabe Mixteco y enseguida Flor de Piña, quienes hicieron vibrar el auditorio y aun para aliviar la nostalgia del evidente final y cierre de esta fiesta, la delegación de Santa María Huatulco hizo un recordatorio del paraíso que está a espera de la visita de todos.

Y así entre risas, baile, música y fuegos artificiales que iluminaron la noche, se dio por concluida la máxima fiesta de los oaxaqueños y será hasta el próximo 2020 que volveremos a ser partícipes de la fiesta étnica más grande de América, La Guelaguetza.

Alberto Santiago Pérez