Área deportiva en GP se encuentra en el olvido

18 julio, 2019

GÓMEZ PALACIO, DURANGO

Hace poco más de 50 años, Don Jacinto, llego a las faldas del Cerro de la Pila, donde instaló su casa, desde entonces, con el paso de los años vio como el sector fue creciendo, poblándose hasta que se convirtió en Trincheras.

Y fue testigo de cómo se construyó, la primera y única área deportiva del barrio.

El espacio fue el centro de reunión para que niños, jóvenes y adultos de Trincheras se volcaran al deporte, que se realizaran torneos, y, sobre todo, que cualquier vicio se mantuviera alejado del sector.

Fue con las mismas ganas que construyeron la cancha Francisco Villa, que los habitantes del sector intentaron mantenerla en buenas condiciones.

Pero sin el apoyo del gobierno para su mantenimiento, esta se fue deteriorando, bancas y grada destruidas, la plancha de concreto con cuarteadoras y sin pintura…

El espacio, visible desde la cima del Cerro de la Pila, podría resurgir, si la autoridad, entrante o saliente municipal o estatal, se sumara a los vecinos, e iniciaran la recuperación de la cancha.

Alumbrado, adecuar un acceso, colocar una malla de protección en las laderas del cerro y reforzar la seguridad, serían los primeros pasos, para regresar el lugar a sus tiempos mozos.

Hoy, los vecinos crearon una pequeña cancha a unos metros de la abandonada, donde cada noche se reúnen a ver a chicos y grandes, pasar el rato, jugar y convivir, pero el sueño es, tener nuevamente la cancha en la que muchos crecieron y aprendieron a querer a su barrio, Trincheras.