Carambola, un fruto de Tabasco

22 octubre, 2019

Compartir

Tabasco, México

En Tacotalpa se hace vino, helado, entre otras delicias con la carambola.

Dada la vistosidad de esta fruta, que al cortarla presenta forma de estrella, se ha convertido en el adorno perfecto para los platos de carne, los postres, las tartas y las bebidas espumosas o los cócteles.

Los alumnos de CECYTE juegan con su sabor acido, y presentan diferentes alimentos de esta fruta, desde vino hasta lo más sencillo, únicamente agregarle chile.

Alumnos preparan de diferentes formas la carambola

Su delicioso sabor es sin duda un pretexto para buscarla en puestos de frutas especializados. Su tamaño suele oscilar entre los siete y los 12 centímetros, aunque algunos ejemplares pueden ser de mayor o menor tamaño; mientras que su peso no supera los 100 gramos.

Esta fruta nos proporciona vitaminas A y C, además de fósforo y potasio. Tampoco conviene perder de vista la fibra soluble que incluye y que puede resultar favorable para quienes sufren de estreñimiento.

Una vez que la carambola presenta un color amarillo y algunas zonas oscuras, está más que preparada para que la disfrutemos.  Incluso se vuelve aromática con la maduración.

La carambola requiere de una maduración en el árbol para alcanzar la plenitud de su sabor. Esto no era factible con la fruta estrella porque se cosechaba todavía verde, a fin de transportarla, y se volvía de color amarillo verdoso y no acababa de madurar. Lo oscuro no afecta su sabor, pero hay quienes retiran esas partes antes de ingerirlas.

carambola _ Getty Imagenes

Nallely Ruiz