Cambio de hábito en San Leandro de Sevilla

15 abril, 2020

Foto: Especial Compartir Foto: Especial

Puebla, México

A todo mundo le está costando sobrellevar el confinamiento y el ejercicio en casa es una de las actividades más productivas que cualquier persona puede realizar. Prueba de ello, las mojas del convento de San Leandro de Sevilla que encontraron en el baloncesto el pasatiempo perfecto .

Al no tener contacto alguno con el exterior, el juntarse en el patio del convento ante dos aros ubicados junto a las macetas y la fuente, la religiosas con evidente falta de técnica, pero con una genuina emoción pasan, driblan, tiran y se lucen. Todas con los hábitos bien puestos.

Por otra parte, el convento comenzó el confinamiento el 13 de marzo y desde entonces dejaron de elaborar sus conocidos dulces artesanales para dedicarse a la elaboración coordinada de unas 500 mascarillas diarias pensando en ayudar en la lucha contra el coronavirus que son llevadas en bolsas herméticas a asilos, refugios y cualquier instancia que las necesite.

En la improvisada cancha las mojas muestran que el deporte en tiempos de pandemia puede volver a cualquier entusiasta parte de un verdadero dream team.

Leonel Trejo