Cada aficionado sabe lo que hace

14 octubre, 2020

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

Es oficial, a partir de este fin de semana, algunos estadios de la Liga MX volverán a abrir sus puertas para recibir aficionados. La necesidad existe, pero el riesgo también. Cada quien sabe lo que hace y será responsabilidad de uno, cuidarse y cuidar a los demás.

Aguascalientes y Mazatlán serán los primeros experimentos, después de casi 200 días de que ingresaron los últimos espectadores a un partido de la Liga BBVA MX. Este viernes a las 7:30 de la noche, los Rayos recibirán a Tijuana y lo podrán hacer respaldados por su público, con un cupo máximo de 8,500 aficionados, lo que representa el 30% de la capacidad total del inmueble, el aforo permitido para este fin de semana.

La pregunta que hoy debemos hacernos es ¿el espectáculo que estos equipos ofrecen vale el riesgo de contagio?

La necesidad de reactivar la economía de quienes viven del fútbol, independientemente de los clubes, es mucha, y urge que puedan volver a trabajar. El problema es que el mexicano no se caracteriza por ser responsable. De hecho, por el contrario, gusta y presume de evadir a la ley y engañarla, es un deporte nacional. No sería raro imaginar a un aficionado entrando con cubre bocas solo para librar el acceso y después, quitándoselo en el partido. Menos, si adentro habrá venta de bebida alcohólicas que obligan a estar sin el cubre bocas, para su consumo.

¿Cada cuándo van a desinfectar baños y butacas?

¿Los vendedores realmente se lavarán las manos?

¿Y el intercambio de billetes y monedas?

Pero más allá de todo esto, viene los siguiente, la calidad del espectáculo. El Necaxa-Tijuana es un auténtico duelo de viernes sotanero. Dos equipos pobres de fútbol, de entrega y de resultados. Sin pandemia sería de pensarse ir a verlos, con pandemia, ya ni hablamos.

¿Vale la pena el riesgo por un espectáculo de tan mala calidad?

Ya veremos la respuesta, al final, cada quien sabe lo que hace.

Que ruede el balón y que la suerte nos ayude, porque los protocolos anti COVID de la Liga BBVA MX, no creo. Hasta ahora han servido para dos cosas, para nada y para nada. Si no, pregúntenle a Cruz Azul, Puebla, Pumas, Xolos, Santos y Mazatlán.

Luis Tamariz