Liberar gases (flatulencias) durante el embarazo puede dejar sordo a tu bebé

14 noviembre, 2019

Foto:ArchivoCompartir Foto:Archivo

Ciudad de México

El embarazo es una etapa compleja para las madres. Tienen que soportar diferentes cosas a lo largo de nueve meses que hacen de esta experiencia algo sumamente difícil de aguantar y a esto hay que sumarle que pedorrearse puede dejar sordo al bebé en camino.

Un estudio hecho por la Universidad de Chicago probó que el sonido de las flatulencias ocasionan un ruido considerable, los cuales pueden ocasionar que el bebé desarrolle algún tipo de sordera.

En este estudio participaron mujeres embarazadas que se echaron unos pedazos monumentales entres lo tres y los seis meses del periodo prenatal, que son en los que los oídos del producto son más sensibles a los sonidos que se producen a su alrededor.

Según los investigadores, existe un tipo de “pedo interno” que se produce cada uno que se echa un pedito, que es una explosión de aire que produce un sonido sostenido y estruendoso que es el que daña a los babies como los de Maluma.

Por supuesto, hay de pedos a pedos, y no es lo mismo que te eches uno de esos silenciosos y peligrosos para los ojos, que uno de esos que no hacen daño al medio ambiente, pero que sí retiemblan en sus centros la Tierra.

Derivado de este estudio, lo que se ha concluido es que los mejor es… pues no pedorrearse entre ese lapso de tiempo, que son aproximadamente tres meses, en los que no podrás disfrutar de escuchar cómo truenas ese gas placenteramente.

Obviamente esto es sumamente limitante y te tendrá preocupada 24/7, pero piensa que es por un buen mayor, ya después podrás desquitarte.

Eso sí, tu bebé saldrá bien sano de sus oídos y podrá escuchar cuando le hables como si no hubieras aprendido a desarrollar el lenguaje de manera apropiada. Nada más recuerda que, como dice la tatarabuela, “el sordo no oye, pero bien que compone”.

Información: Erizos

EPS