NOTICIAS

Aumentan grupos de paramédicos ‘patito’ en Oaxaca

Oaxaca, México. Debido a la inoperancia de los Servicios de Salud de Oaxaca, a cargo de Donato…

Oaxaca, México.

Debido a la inoperancia de los Servicios de Salud de Oaxaca, a cargo de Donato Casas Escamilla, han proliferado en la entidad las falsas organizaciones de paramédicos que lucran con la desgracia de la ciudadanía.

Y es que la Secretaría de Salud de Oaxaca, está obligada a verificar que se cumpla la Norma Oficial Mexicana 034, que establece los criterios mínimos que se deben cumplir para la atención médica pre hospitalaria del sector público y privado, tanto en el equipo e insumos para la atención de urgencias, así como las unidades o ambulancias y la formación académica del personal que brinda el servicio, sin embargo en Oaxaca esto no ocurre, así lo denunciaron Moisés Santiago Robles Coordinador Local de Socorros de la Cruz Roja Mexicana delegación Oaxaca y Elí Omar Cruz Paz Director General de la organización STEAP.

“No hay otra instancia que la ejecute ni a nivel de protección civil ni a nivel de seguridad pública y esto ha originado que lamentablemente hay personas que se han valido del uso de una ambulancia y un uniforme para recibir recursos económicos” dijo Santiago Robles.

Fotografía: Televisa Oaxaca

En la capital oaxaqueña existen cerca de 10 agrupaciones de paramédicos que operan en la ilegalidad, algunas de ellas inclusive vienen de otros estados, donde si están regulados estos servicios de emergencia, pues encontraron en Oaxaca la oportunidad perfecta para operar ante la permisibilidad de la pasividad de las autoridades; Cruz Paz dijo: “Hay agrupaciones que botean y no cuentan con unidad ni con personal calificado para atender algún tipo de situación de emergencia”.

Fotografía: Televisa Oaxaca

La gravedad de esta problemática radica en que en una emergencia se pone en riesgo la vida de los oaxaqueños por la falta de conocimientos de estos falsos paramédicos, además de que las unidades carecen del equipo e insumos necesarios para atender una emergencia, sin mencionar que restan recursos a las verdaderas instituciones de socorristas que piden ayuda a la ciudadanía y están legalmente constituidas.

Francisco Márquez