Aumentan adicciones entre mujeres víctimas de violencia.

23 mayo, 2019

Compartir

Dos de cada 10 mujeres víctimas de violencia familiar, padecen algún tipo de adicción derivada de las agresiones, principalmente al alcohol y a pastillas tipo ansiolíticos, cifras que, advirtió Adriana Rivero Garza, titular de la Secretaría de las Mujeres, han presentado un incremento considerable en los últimos años y cuya tendencia, se mantiene al alza, por lo que genera alarma.

Además, en el 87% de los casos de las agresiones, que son cometidas principalmente por sus parejas, éstas, lo hacen con el influjo del alcohol, por lo que es urgente establecer políticas de prevención del delito focalizadas a estas problemáticas, que deben atender no únicamente la violencia de género, sino también, el consumo de sustancias como el alcohol y que son detonantes de la violencia.

“Las mujeres que están en condición de violencia, muchas de ellas, están ya en condición de adicción, justo por este círculo de la violencia que han vivido o por estos procesos de violencia que han vivido, entonces, estamos enfrentando ya esta problemática”

Pero no únicamente se deben establecer acciones de prevención, sino también, contar con las herramientas para atender a las mujeres que padezcan ya una adicción, pues, lamentó, por seguridad de otras internas, una mujer bajo estas condiciones, no puede ser ingresada a un albergue normal, por lo que se debe de crear infraestructura para atender esta condición en específico que, enfatizó, va al alza.

Destacó que, en el estado, Guadalupe es el único municipio que cuenta con una instancia de este tipo, no obstante, su personal, aún debe de pasar por un proceso de certificación; en el caso de prevención de adicciones, resaltó que en Trancoso se inició un programa piloto a través del cual, se busca limitar el consumo de alcohol, programa que, de dar resultados, se buscaría replicar en todo el estado.

“Hemos podido darnos cuenta, de que uno de los detonantes de la violencia en la familia, es el consumo indiscriminado del alcohol y de algunas drogas, entonces, esto aumenta todavía los niveles de agresión, no quiere decir que esto sea una causa de la violencia, no lo es, la causa de las violencias, está arraigada en una cultura machista” (…)  “Los municipios en donde más se está presentando estas situaciones, o cruces de factores o detonantes, está Fresnillo, Guadalupe, Zacatecas, Ojocaliente y Loreto, entonces, se va a comenzar ya con un programa piloto en Fresnillo que estará coordinando la Secretaría General de Gobierno, a través de la Subsecretaría de Prevención Social del Delito”

Y es que, advirtió, en el último par de años, tan sólo en los centros de atención de la Secretaría de las Mujeres, sin contar al Centro de Justicia para las Mujeres, se han ofrecido más de 20 mil atenciones a mujeres víctimas de violencia, es decir, en promedio, más de 20 atenciones diariamente.

La violencia que más continúa presentándose, es la familiar, sin embargo, advirtió que las dinámicas han cambiado y, en muchas ocasiones, el crimen organizado se ve implicado, por lo que aumenta potencialmente el riesgo para las mujeres y sus hijos víctimas.

 “En Zacatecas, la violencia que más se comete, es la violencia familiar, entonces, tenemos que seguir trabajando en las dinámicas de las relaciones en los hogares, en las dinámicas inter personales y familiares, porque ahí se están generando todo tipo de agresiones que cada vez aumenta más” (…)  “Las dinámicas han cambiado, las violencias, si bien se encuentran en el ámbito familiar, ya está relacionadas con otras dinámicas, incluso, en donde involucran la delincuencia organizada, entonces, tenemos ya que dar pasos agigantados en la forma de cómo vamos a combatir la violencia de género”