Atender reflujo gastroesofágico en infantes evita complicaciones

4 septiembre, 2020

FOTO: (Getty Images)Compartir FOTO: (Getty Images)

Esta enfermedad genera el regreso del alimento que se encuentra en el estómago, hacia el esófago.

León, Gto; El regreso del alimento que se encuentra en el estómago, hacia el esófago, es un padecimiento llamado reflujo gastroesofágico y se produce de forma involuntaria y sin esfuerzo.

Si un recién nacido presenta vómitos continuos en cada alimento, se pone morado y deja de respirar por lapsos de tiempo, nos está indicando que se trata de una urgencia médica, que debe atenderse de inmediato, señaló la doctora Ana Luisa Granados Mata, pediatra del Hospital General de Zona No. 21, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Dentro de los síntomas que se llegan a observar en aquellos niños que padecen reflujo gastroesofágico es, alteraciones en su crecimiento o no ganan peso de forma adecuada, a pesar de  una alimentación adecuada.  Otro indicio en los infantes es su palidez progresiva que los puede llevar a una severa desnutrición.

Si un bebé vomita un poco de leche, se le puede considerar normal dentro de su proceso de inmadurez; sin embargo, dijo la especialista del IMSS que si la situación se repite, es necesaria la revisión médica profesional.

Subrayó que, si en el pequeño no se atiende a tiempo el reflujo gastroesofágico como enfermedad, tiene complicaciones que pueden repercutir no solamente en lo que es el sistema digestivo, sino también en el respiratorio y a nivel de la sangre; otras alteraciones se presentan en el sistema nervioso central del cerebro que puede afectar y generar como consecuencia un reflujo, como en el caso de los niños con parálisis cerebral infantil.

Resaltó a los padres de familia el llamado para que acudan con su pediatra a las unidades de Medicina Familiar del IMSS, donde  se les brinda orientación y capacitación sobre el problema de reflujo y evitar en lo futuro complicaciones con sus hijas e hijos.

SG