ARRIBAN 160 CONNACIONALES DE UNA COMUNIDAD INDÍGENA DE CHIAPAS

23 septiembre, 2019

Compartir

Tamaulipas, México

El poco o nulo conocimiento del español, la familia y la prenda o dos de ropa que traen consigo; es todo lo que acompaña a los 160 migrantes provenientes de una comunidad indígena en Chiapas, y que, hoy radican de paso a lado del Puente Viejo en Matamoros.

Duermen en un estacionamiento, sin comida, sin agua y con la esperanza de una vida mejor.

Uno de los migrante señala “saliendo de mi casa, me pegaron en la cabeza con una pistola y me quitaron todas mis pertenencias. Por eso preferí venirme, que me maten allá a que me maten aquí, mejor aquí”.

Gladys Edith Cañas, directora de la Asociación Civil Ayudándoles a triunfar, nos comenta “a ellos como son connacionales, no los deberían tener esperando, ellos no deberían hacer fila para pasar a los Estados Unidos, pero dicen las autoridades que no se tiene el espacio para atenderlos”.

Que se redes sociales y las noticias, lo que los orilló a tomar la decisión de emigrar. encuentran a la espera de un asilo humanitario en los Estados Unidos, no tienen idea alguna de cómo llevar a cabo su proceso. Ya que, fue la extrema necesidad y la información vaga entre La mayoría de los connacionales.

“Me quitaron todo, mis pocos terrenos, mi casa, mi ropa, tuve que venir con mi esposa y mis hijos y dejar a dos hermanitos pequeños allá con mi papá para que los cuide”.

“Allá hay mucha pobreza, las autoridades no nos hacen caso, no nos toman en cuenta, hay mucha violencia y delincuencia”.

Muchos de los chiapanecos que se encuentran en Matamoros, fueron despojados de sus pertenencias en su lugar de origen, otros amenazados, abusados por parte de las autoridades de la región y aseguran, necesitar salir para poder vivir en paz.