Aprueban Reforma Laboral; Coparmex en contra.

1 mayo, 2019

Compartir

Con 120 votos a favor, este 29 de abril el Senado de la República aprobó la nueva reforma laboral de México, con lo que se esperan cambios en temas sindicales, conflictos laborales y las obligaciones de los trabajadores.

No obstante, para los líderes comerciales la reforma se aprobó con lagunas legales, así como advirtió el presidente de Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) en Zacatecas.

“Tiene varias ausencias importantes o varias lagunas que se pueden mejorar en el proceso legislativo; es decir, ninguna ley está totalmente acabada, aunque en este momento este aprobada de forma completamente. Es decir, nosotros solicitamos al congreso que analice, varias formas o mecanismos que, violentando, desde nuestro punto de vista, varias libertades”.

En términos generales, en la reforma destaca el cierre de las juntas locales de Conciliación y Arbitraje, que dependían del poder ejecutivo; en su lugar se crean los Tribunales Laborales del Poder Judicial, para tratar todos los conflictos entre empleados y patrones.

También, se establece el voto libre, directo y discreto en las elecciones internas de los sindicatos, en las cuales tendrán que constituirse al menos dos organizaciones; tambien, se crea la libre afiliación, por lo que los trabajadores no estarán obligados.

Uno de los temas que estaban en discusión, pero quedó fuera de la reforma, es el denominado Outsourcing, cuya regularización ha sido una petición social desde hace año.

Otro de los cambios es que ahora el patrón debe comprobar que no despidió al trabajador, cuando correspondía al empleado comprobar que fue despedido, lo que, elpresidente de Coparmex en Zacatecas, está condenando al sector a las sentencias laborales, sobre todo a las pequeñas y medianas empresas.

“Cuándo un trabajador argumenta que es despedido tenemos que comprobar un hecho negativo; es decir, un no hecho, el no haberlo despedido y creemos que ahí la carga de la prueba debe estar a cargo del trabajador para demostrar que fue despedido”, comentó.

Por último, lamentó que el Senado haya aprobado una reforma condicionada desde el Tratado Libre Comercio, lo que, dijo, muestra una clara intervención de los gobiernos extranjeros en las leyes nacionales.

   “No es posible que no exista un contrapeso en las legislaturas federales y que las leyes laborales se dicten, ya ni siquiera en el país, sino que vengan desde Washington”, lamentó.