Analizan legalizar “autos chocolate”; empresarios se oponen por efectos en el sector.

22 octubre, 2019

Compartir

Zacatecas, Zac. – El Gobierno Federal analiza la manera para regularizar los denominados “autos chocolate”, que circulan en el país, es decir, que ingresaron de forma ilegal a México y, por lo tanto, se desconoce quiénes son los propietarios y tampoco pagan impuestos.

La medida, anunciada por el presidente de la república, busca reducir el uso de estas unidades en la comisión de delitos.

Sin embargo, desde la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), esto podría representar un duro golpe para el sector automotriz del país, al dispararse la compra-venta de estas unidades, sobre las de agencias formales.

“Hay un sector formal de la economía que se dedica a realizar estos vehículos, a comercializarlos en el país y van a tener una baja en sus ventas, como se ha demostrado. Entonces, tajantemente se rechaza porque le estás pegando a un sector dela economía formal y este puede afectar en las finanzas públicas”, dijo el presidente, Alejandro Enríquez Suárez del Real.

También, dijo el presidente estatal, es el mensaje que se da a los contribuyentes y empresarios, donde, en lugar de castigar la ilegalidad, se premia con un atajo fiscal, en que, luego de años de no pagar impuestos, se tiene la certeza legal de la unidad.

“Se manda un mensaje de que se puede transgredir la legalidad y, en vez de tener una sanción, se obtiene un premio. Los autos chocolate son mercancía que entró de manera ilegal al país y lo que tiene que pagar es su estancia legal en el país, es decir, pagar sus contribuciones, de formalidad, que es la importación legal”, refirió.  

En la entidad, las autoridades estiman que hay cerca de 50 mil autos chocolate en circulación. La consecuencia de abrir las puertas a estas unidades, la más probable, dijo, es que México se convierta en el destino de los autos considerados chatarra por Estados Unidos. La propuesta es que, a cambio de las unidades ilegales, se ofrezcan incentivos para que se adquieran autos mexicanos.

“Es que se busquen incentivos para las personas que tienen esta mercancía ilegal e el país, la entregue y, mediante estos incentivos, tenga la posibilidad de hacerse de un auto nuevo”, propuso.