Amor es compartir tu churro

28 junio, 2019

Compartir

Puebla, Puebla.

Los mexicanos aman los antojitos callejeros, a tal grado que se podría decir que estos forman parte de su dieta diaria. Razón por la cual, a lo largo de los años se han creado una gran variedad de platillos para todos los gustos pero existe un postre que se ha convertido en un clásico de las familias mexicanas, los churros.

El churro básicamente es masa de harina frita en aceite, evidentemente su elaboración no es tan sencilla como parece y cada familia tiene su propia receta secreta pero los ingredientes básicos para preparar este platillo son agua, harina, aceite y sal.

Su forma puede variar dependiendo del lugar, algunos los preparan en forma recta, otros en bastón, algunos en forma de lazo o inclusive en espiral. Al mismo tiempo, pueden ser simples o rellenos de chocolate, mermelada, leche condensada, vainilla, cajeta o cualquier otro ingrediente que combine con esta masa.

Algunos pueden estar cubiertos de azúcar, canela,  chocolate, crema pastelera o dulce de leche. Dándole a los cocineros una gran variedad de combinaciones para prepararlos. La forma de comerlos también depende de cada persona, por lo regular se comen en el desayuno o en la cena acompañados de un chocolate caliente o de un rico café; fungiendo como sustitutos del pan dulce.

Al ser un postre caliente, su popularidad aumenta en invierno. Convirtiéndose en una comida característica del centro de Puebla ya que es imposible ir al zócalo de la ciudad sin comprar un churro.

Dulce F. Vergara